Las autoridades de Estados Unidos han dado por cerrado el caso en contra de Google por la recolección, sin imponerle ninguna sanción a la empresa. La averiguación se remonta a mayo, cuando Alemania evidenció que los autos de reconocimiento de Google Street View estaban interceptando datos de las redes inalámbricas abiertas. Aunque Google salió a disculparse casi de inmediato, esta irregularidad sentó un precedente. A partir de ahí, muchos países se envalentonaron para plantar cara al gigante informático en los tribunales.

Por lo pronto, una parte del culebrón se han terminado. La Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos le ha dicho al buscador que cerrará la investigación sin imponerle ningún castigo. Al parecer, el nombramiento de la nueva directora de privacidad, así como las mejoras de seguridad que promulgó recientemente la empresa, han bastado para apaciguar el fuego:

Google ha anunciado recientemente mejoras en sus procesos internos para tratar varias de las preocupaciones [sobre privacidad], incluyendo la designación de un director de privacidad para ingeniería y administración de productos; añadir capacitación sobre privacidad para empleados clave; e incorporando un proceso formal de revisión sobre privacidad para las fases de diseño de las nuevas iniciativas.

Google argumentó que sus autos solamente debían recolectar los nombres e información de identificación sobre los enrutadores de red inalámbrica, los cuales sería capturados por un sistema GPS. La compañía argumentó que se recolectó tráfico de Internet de forma inadvertida. Aunque se disculpó por esa acción, Google también señaló en la corte que husmear en las redes Wi-Fi no es ilegal.

Mucho se criticó a la empresa por cometer errores de novato en cuestiones de privacidad. La abogada Jennifer Granick señaló que Google debe mantener estándares claros y una auditoria exhaustiva para evitar la recolección, el uso o el filtrado de información privada. Granick también hizo hincapié en que Google es la única empresa que no borra estos datos, como sí lo hacen Microsoft o Yahoo. No obstante el traspié de los autos de Street View, Google continúa como la mejor empresa en prácticas de privacidad dentro del mercado. "Aún cuando no cometa errores, [la compañía] maneja regularmente la información privada de miles de millones de personas alrededro del mundo.", señala la abogada.

Google ha librado este round sin mayores daños. Si bien su imagen se ha visto empañada por este escándalo, también ha servido para que impulsar reformas necesarias en el control de la privacidad. Por ahora, pueden respirar tranquilos tras la decisión de la Comisión Federal de Comercio, pero deben estar preparados, porque del otro lado del Atlántico la batalla continúa.