Llegar a la Casa Blanca es el anhelo de muchos. Después de todo, el presidente de los Estados Unidos es probablamente la persona con más poder en este planeta. No sólo los políticos se mueren por llegar a la Oficina Oval, sino también los superhéroes (y por supuesto, los supervillanos) de las tiras cómicas. Al igual que con los 10 peores rediseños de personajes de cómic, he pedido ayuda a través de mi cuenta de Twitter para armar este compilado. Antes de iniciar, agradezco a Pablo Alva (¡un crack!), The Dwarf y a Josué Morales por sus aportaciones. El conteo, como siempre, de atrás para adelante

7. Capitán América

¿Quién mejor para defender los ideales de Estados Unidos que su paladín, el Capitán América? Entre los años setenta y ochenta, Marvel comercializó una línea llamada "What if..." (¿Y si...?), en el que se explicaban diferentes futuros a los de la continuidad convencional de sus cómics. Todo comienza cuando al Capitán América le ofrecen ser candidato a la presidencia para las elecciones de 1980, pero él declina. No obstante, en el número 26 de "What if..." (Whay if Captain America became President), el súpersoldado acepta la nominación y termina por ganar dicha elección. En el mundo real, el ganador de esos comicios fue Ronald Reagan.

6. Superman

Si seguimos con los nacionalismos obvios, otro que tarde o temprano iba a terminar en la Casa Blanca era Superman. Además de algunas apariciones en la Casa Blanca durante la etapa dorada, la trama más larga se da en Action Comics Annual #3, cuando el senador Peter Ross (esposo de Lana Lang y amigo de Clark) se lanza para presidente de Estados Unidos, y elige al Hombre de Acero como su compañero de fórmula (¡toma eso, Palin!).

Tras un intento de asesinato, la identidad de Superman queda revelada, por lo que Ross insiste en que sea él quien tome la candidatura. Superman arrasa, y en su gestión logra el desarme mundial, el aprovechamiento de la energía solar, y demás utopías. Por cierto, Clark Kent fue candidato demócrata en esa ocasión.

5. Norman Osborn

Es turno de los supervillanos. En esta ocasión, la historia se lleva a cabo en la Tierra X. ¿Qué rayos es eso? Como muchos lectores de cómics sabrán, algunas tramas se realizan en diferentes universos, para no afectar la continuidad de la línea temporal actual (en Marvel, estamos en la Tierra 616). En 1999, Marvel publicó esta miniserie, en la que tras una batalla épica que culmina con la destrucción de Washington, Norman Osborn se erige como el salvador de la Humanidad. Ya que las Industrias Osborn controlan la mayoría de los negocios del país, y se dedican a proveer de alimento a Estados Unidos, asume la presidencia sin necesidad de una elección. En la actualidad, durante la saga Reino Oscuro, Osborn juega un papel fundamental como poder de facto, al convertirse en el director de H.A.M.M.E.R... pero ésa es otra historia.

4. Dr. Doom

Otro de los nuestros megalómanos favoritos es el Dr. Doom. En esta ocasión, su mandato se dio durante las sagas 2099 de Marvel, dibujadas en 1992 (¡oh, el cyberpunk!). La historia comienza con Victor von Doom llegando a su natal Latveria después de viajar por el tiempo. Al percatarse del daño que han hecho las megacorporaciones norteamericanas al mundo, Doom decide invadir Estados Unidos para conquistarla. ¡Y lo logra! Doom se autonombra presidente bajo el "derecho de revolución". Fue tal el impacto de este suceso en la saga 2009, que el resto de los título comenzaron a incluir un pequeño A.D (Anno Doom) al lado. Uno de sus logros: instaurar a los X-Men 2099 como policías en Halo City, un lugar donde mutantes y humanos pudieran vivir en paz. ¿Quién dijo que Doom es mal gobernante?

3. Calavera Roja

Seguimos con los supervillanos. Si el Capitán América pudo ser presidente, ¿por qué no Calavera Roja, su némesis? Su mandato ocurrió durante la saga Old Man Logan, publicada entre 2008 y 2009. En esta línea alterna, los Estados Unidos han sido conquistados por diversos supervillanos: Abomination, Magneto, Dr. Doom y Calavera Roja. ¿Por qué merece una mención especial? Recordemos que Calavera Roja es un villano que surge durante la Segunda Guerra Mundial, por lo que en esta saga podemos ver a la Casa Blanca redecorada con motivos nazis. Al final, Logan lo asesina decapitándolo con el escudo del Capitán América.

2. Thor

¿Qué no puede hacer Thor? Vamos, ¡es un dios nórdico! En esta ocasión, es hora de dar un vistazo a los Ultimate Fantastic Four, un título del Universo Ultimate de Marvel. En un arco de la historia entre el número 27 - 29, el mundo se ha convertido en un lugar habitado completamente por superhumanos gracias a unas pastillas obsequiadas por la civilización skrull (¿qué no te dijo tu mamá que nunca tomes algo que un skrull te regale?). ¿Quién mejor que Thor para dirigir los rumbos de un mundo de súper gente volando por doquier? Sin embargo, Ben Grimm se rehúsa a tomar las píldoras, quedándose como el único humano sin poderes. Todo resulta ser una trampa del Súper Skrull, que al final muerde el polvo gracias a Grimm.

1. Lex Luthor

La elección más obvia, pero a mi parecer, la mejor caracterización de un supervillano como presidente de Estados Unidos. ¿Por qué? Simple: ¡por qué ocurre en la continuidad normal! Nada de futuros alternos. Lex Luthor ganó la elección en el año 2000, ayudado por Peter Ross como su compañero de fórmula. Desde la Casa Blanca, Luthor fue un verdadero dolor de cabeza para Superman. Bajo su mandato, la Tierra se metió en una guerra interestelar que culminó con la liberación de Doomsday y unos pactos bajo la mesa con Darkseid, jerarca de Apokolips. Al final, lo venció la locura, y tomándose el suero Venom de Bane, encaró a Superman en un mano a mano. Todo, en una gestión de menos de tres años. ¡Para que aprendas, Bush!