De un modo u otro, Apple podrá cosechar mayor o menor nivel de simpatías pero lo que nadie puede negarles es que son los reyes del hype y del marketing. El lanzamiento de cualquiera de sus productos, que suele venir acompañado de niveles de secretismo fuera de lo normal, es casi una fiesta y suelen tener un efecto abrumador en blogs, medios tradicionales y Twitter, rara es la persona que no acaba por enterarse de la última jugada de Jobs y compañía.

Hace apenas unas horas RIM ha presentado en Nueva York su último modelo de Blackberry, la Blackberry Torch 9800, que incluye una pantalla táctil en combinación con uno de los puntos fuertes que en mi opinión tiene la compañía, los teclados físicos. Es decir, como un Motorola Milestone pero con la diferencia de que el teclado no es una basura. Dejando a un lado las características del terminal, que ya han dado con detalle nuestros compañeros de Gizmóvil, lo que resulta especialmente curioso ha sido la manera en la que ha sido presentado el producto.

Y es que lo que han intentado, ni más ni menos, es recrear el mismo ambiente de expectación que la gente de Cupertino parece conseguir con tanta facilidad, pero lo único que ha ocurrido es que se han quedado en el camino y al final ha acabado siendo un EPIC FAIL más que otra cosa. En primer lugar porque el hecho de que un nuevo modelo de Blackberry estaba al caer ya no era un secreto para nadie, sobre todo después de que se filtrasen los documentos de la Federal Communications Commission de EEUU relativos a la aprobación del aparato. En segundo porque AT&T ha tenido la poca inteligencia de poner en su página web hasta el último detalle de la información relativa al teléfono antes incluso de que tuviese lugar la presentación. Y finalmente, no lo han conseguido porque no son Apple, simple y llanamente.

¿Dónde está el fallo? No creo que lo importante aquí sea echarle en cara a RIM que ha metido un poquito la pata, me parece una posición un tanto infantil, sino recordarles que a veces la mejor solución no es parecerse o intentar parecerse a quien sabes que hace las cosas bien. Lo mejor es ser tú mismo, lo cierto y verdad es que el Torch 9800 tiene una pinta estupenda y prohibir la entrada al recinto de smartphones como si aquello fuese una central nuclear no ayuda demasiado. En mi opinión han sacado un buen teléfono, acompañado además de un buen nuevo sistema operativo, Blackberry OS 6, que incluye esperadas características que ya podríamos considerar casi imprescindibles en cualquier smartphone ¿hace falta montar tanto circo? Sobre todo si al final no lo consigues y todo el mundo se ríe de ti por haber intentado ser alguien que te queda grande.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.