Fibertel

Adiós a Fibertel. Esto significa para mí, y para 1,3 millones de argentinos más, que en 90 días tenemos que cambiarnos de proveedor de servicios de Internet, porque el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner aplicó la caducidad de licencias para banda ancha a Fibertel, división de Cablevisión, propiedad del Grupo Clarín, del cual los servicios de banda ancha significan dos tercios de su facturación.

Según la resolución N° 83, Cablevisión “deberá abstenerse de incorporar nuevos usuarios (de Internet) y de modificar las condiciones de la prestación de los servicios que actualmente está prestando”. Según el Ministro de Planificación Julio de Vido:

Fibertel se disolvió cuando se quiso fusionar con Cablevisión. Esa empresa no existe más. Esa empresa viene incumpliendo la normativa desde el 15 de enero de 2009 y ahora se tiene que retirar”.

Al parecer la licencia estaba en una "zona gris" y no había sido aprobada aun desde la fusión de Cablevisión y Multicanal, pero de todas formas el servicio estaba funcionando. La empresa va a apelar a la justicia, pero de no tener éxito tendrá que acatar la resolución que también indica que la migración deberá hacerse en los próximos 90 días y "deberá notificarse de manera fehaciente a todos y cada uno de los usuarios y clientes que en el plazo antes indicado se dejarán de prestar los servicios de telecomunicaciones". El proceso será regulado por Comisión Nacional de Comunicaciones.

No es novedad que el gobierno nacional está en plena guerra con el Grupo Clarín, y que esta normativa es un claro ataque, que por más que cuente con un marco legal, todos sabemos que si el multimedio fuera funcional al gobierno de turno, encontrarían la forma de renovar su licencia "y aquí no pasó nada", como es una práctica común de los gobernantes de mi vapuleado país, que abusan de su poder cada vez que tienen oportunidad. Cosa que hacen también las grandes corporaciones, como Grupo Clarin, que tampoco es una organización que me interese defender. La realidad para la gran mayoría, es que se nos está por venir encima el problema de cambiarnos de proveedor en 3 meses.

Seguiremos informando más detalles mientras se desarrolle la noticia.

UPDATE:
La empresa Cablevisión emitió un comunicado defendiendo la legalidad de sus actividades y denunciando la "persecución" del gobierno nacional:

Cablevisión impugnará de inmediato este nuevo avasallamiento a sí misma y a sus clientes. La medida no tiene sustento legal ni fáctico alguno. La compañía viene brindando su servicio sin interrupciones de ningún tipo. Desde 2003, Cablevisión es la titular de la licencia que opera con la marca Fibertel, tras la absorción societaria de esta última, que fue aprobada por la Inspección General de Justicia.

En una entrevista con iEco además, Carlos Moltini, gerente general de Cablevisión dijo que la fusión que Julio de Vido dijo que nunca fue aceptada sí lo fue: "La fusión fue aprobada en 2007. En 2006, grupo Clarín se convirtió en accionista de CableVisión, a la que fusionó a Multicanal. La empresa daba servicio de conexión a Internet y eso fue aprobado por el ministerio de Economía."

Vía: Fortuna Web

👇 Más en Hipertextual