Como seguramente el noventa y nueve por cierto de los lectores de esta casa sabrá a las cero horas de hoy las tres principales empresas de telefonía móvil que operan en España pusieron a la venta el esperado por muchos iPhone 4. Personalmente tenía bastantes ganas de que llegara este momento no por el terminal en sí - que ya podría poseer si hubiera querido - sino por ver cómo gestionaban las mentadas empresas uno de los lanzamientos más esperados en España respecto al tema de telefonía móvil. Ingenuo de mi pensaba que esta vez asistiríamos a la excepción que confirmaría la regla y tanto Orange como Movistar y Vodafone harían bien las cosas, pero no, al final ha pasado lo de siempre y en mi opinión otra vez más se han reído de nosotros los consumidores a la cara.

El primer síntoma de que el lanzamiento terminaría en llanto, el cual disculpé por lo que explicaré luego, lo vimos hace unos días cuando Apple confirmó la fecha en la que el iPhone 4 se pondría a la venta en España - y en este punto voy a dejar de lado también los desvaríos de Movistar a este respecto -. Lógicamente, con la fecha ya confirmada, todo el mundo esperaba que las operadoras empezarán a publicar datos sobre tarifas, precios y promociones, pero con las esperanzas nos quedamos y hasta los últimos momentos las tres empresas no se dignaron a soltar prenda. Ya teníamos el primer “golpe” a los usuarios, el cual decidí obviar porque bueno, existían bastantes opciones de que las operadoras no fueran las culpables directas o estuviéramos ante decisiones de empresa medianamente justificables para no perder margen de maniobra a la hora de competir, pero la gota que colmó mi vaso y me sacó de la ingenuidad no tardó en llegar.

Concretamente llegó cuando las telecos que nos ocupan empezaron a liberar información sobre tarifas y precios. “¿Y por qué si es lo que queríamos todos?” Efectivamente, eso es lo que queríamos pero no fue lo que hicieron, lo que hicieron realmente fue liberar pura confusión ya que daban la información a cuentas gotas generando un lío tremendo: te enseño planes, pero no te digo hasta dentro de unas horas por cuanto saldrá el terminal conmigo, ni tampoco hablo de puntos en condiciones o precios (Orange) y promociones para mis clientes (todos), me callo hasta el ultímisimo momento (Vodafone) para luego proporcionar una tabla de planes que no tiene nada que ver con lo que nos encontramos hoy en la web, o sí libero todo respecto a tarifas (Movistar) pero al faltar otra información importante (promociones) la gente se mosquea. Así que tenemos que antes incluso de que el iPhone 4 hubiera salido, las operadoras ya nos habían soltado dos guantazos y adelantado el tercero, y con tercero me refiero al panorama final de tarifas que ha quedado: tenemos como unas 50 posibilidades diferentes, sin contar opciones para empresas y autónomos, para hacernos con el nuevo iPhone 4, bastante mal explicadas según yo y otros muchos (quizás se salva Orange un poco), por lo que estoy segurísimo que un porcentaje importante de los que compren el iPhone 4 lo harán con la tarifa que cuadre y no con la que más les convenga, y esto para mi es otra forma de estafar (¡hasta nos arrean con combos y todo!)

Llegados a este punto como decía ya había despertado completamente de mi letargo crítico y tenía claro que a la hora cero se iba a preparar, y efectivamente se preparó. Es complicado recopilar todos los ganchos de izquierda y derecha que Orange (aquí es muy importante dejar claro que Orange creo que es a la única que podríamos salvar. Si me equivoco ahí están los comentarios) Vodafone y Movistar le han ido soltado a los clientes en las últimas horas, por decir algunos: asistencia nula vía teléfono a las consultas que estaba claro todo el mundo iba a hacer (Movistar), caídas durante horas las tiendas online (de las tres empresas), información sobre el iPhone 4 extremadamente oculta en la web (Vodafone), falta de stock en la tiendas online (Vodafone), complicaciones para comprar en tiendas físicas (Vodafone y Movistar), etc etc.

Y así de triste está el panorama de la telefonía móvil en España queridos lectores (y en otros países me consta que también). Vale que ante tanta afluencia de clientes en un periodo de tiempo corto se pueden producir errores, pero una cosa es eso y otra que nos tomen el pelo tan descaradamente como lo han hecho y siguen. Tuvieron tiempo más que de sobra para preparar el lanzamiento pero yo ya he llegado a la conclusión de que simple y llanamente los clientes les importamos un pimiento, y peor aún, que esto no va a cambiar. Para finalizar os voy a pedir una cosa a los lectores, que dejéis en los comentarios vuestra experiencia a la hora de adquirir el iPhone 4 en España o cualquier otra aventura desagradable relacionada con operadoras móviles (no importa el país). Si se juntan unos cuantos comentarios interesantes prometo publicarlos próximamente en esta casa.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.