Pues nada, que aquí en España nuestros organismos y dirigentes siguen sin enterase de como funciona nada que tenga relación con las nuevas tecnologías, y para muestra la información que acaba de salir en la publicación Expansión.

Hace unos meses la Ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde (o uno de los altor cargos del Gobierno de España más criticado) anunció a bombo y platillo que los libros electrónicos en España pasarían a tributar lo mismo que sus hermanos de papel, es decir al 4% de IVA (o el tipo conocido también como superreducido).

Pues bien, hoy nos enteramos de que eso era una verdad a medias (qué raro hombre). Resulta que solamente tributarán al 4% aquellos libros electrónicos vendidos al usuario en soporte físico (CD-ROM, memoria USB etc) y los descargados de Internet serán gravados por el 16% de IVA.

Otro WTF! como una catedral ya que de poco sirve reducirle el IVA a los libros electrónicos vendidos en soporte físico, la mayoría sabe que un porcentaje altísimo de ebooks se venden vía Internet y estos seguirán tributando al tipo más alto. Si a esto último le sumamos también que en España los lectores de libros electrónicos pagan el IVA más alto y a mayores soportan el Canon Digital ¿qué tenemos?: una losa que va a impedir el desarrollo del mercado de los libros electrónicos. Están que lo tiran nuestras autoridades y organismos señores.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.