Como contaba el día de ayer la gente de Apple cambió recientemente su reglamento de la App Store el cual básicamente ahora es mucho más duro con aplicaciones que muestren de forma explícita contenido sexual, lo que ya se ha traducido en la eliminación de unas 5.000 aplicaciones de este tipo de la App Store.

En ese mismo post de ayer también comentaba que era de esperar en las siguientes horas viéramos aumentar el número de quejas contra la decisión de Apple y resulta que no me equivocaba ni un poco ya que en las últimas horas la polémica ha estallado del todo, siendo el detonante en esta ocasión unas declaraciones de Phil Schiller, vicepresidente de márketing mundial de productos de Apple.

Los ánimos ya estaban caldeados entre los desarrolladores, eliminar 5.000 aplicación así de golpe y sin previo aviso es hacer enfadar a muchos profesionales de una vez, pero ahora las cosas se han puesto todavía peor. Resulta que la gente del New York Times habló con Phil sobre los porqués detrás de tomar la decisión de eliminar “aplicaciones sexys”, a lo que contestó lo que todos esperábamos: que la medida llegaba a causa de las quejas recibas por algunos de sus clientes, como padres de niños con iPhone o mujeres que encontraban ese tipo de contenido ofensivo.

Hasta aquí todo más o menos normal, los problemas llegan debido a que Apple no ha eliminado algunas aplicaciones como la de PlayBoy o FHM que según las nuevas normas deberían haber sido quitadas de la App Store. El NYT le planteó este tema a Phil quien contestó que en esos casos la apps no se habían eliminado por pertenecer a empresas conocidas.

Sí, WTF majo majo. Es decir, que Apple ha eliminado, por ejemplo, una aplicación de ejercicios de fitness debido a que mostraba a una modelo en bañador, pero la de PlayBoy se queda porque... porque es de PlayBoy. Apple está favoreciendo a unas apps frente a otras y lo han reconocido abiertamente, lo que ha crispado aún más el ambiente. Personalmente se me escapan estas absurdas estrategias con las que de vez en cuando nos sorprenden los de la manzana y todas las tortas que les caigan por las mismas bien merecidas las tendrán.

Vía: TechCrunch