office_2007_box

El culebrón i4i VS Microsoft continúa. Para los que estén un poco perdidos el tema viene ya del 2007 cuando los primeros demandaron a los segundos debido a que su suit de ofimática Office infringe la patente referida al método para incluir nuevas etiquetas XML propiedad de i4i. La justicia siguió sus cauces y por el mes de agosto un juez dictaminó que los de Redmond no podían vender Office en los Estados Unidos, sentencia que estos recurrieron y que en las últimas horas supimos también perdieron.

En esta ocasión la sentencia condenatoria exige a Microsoft el cese de ventas de Office a partir del 11 de enero de 2010 y a abonar la friolera de 200 millones de dólares más intereses y cosas, quedando el monto total a pagar en 290 millones de dólares. Pero como era de esperar, Microsoft tenía guardado as en la manga que ha tirado sobre el tapete y con el que salvan los platos.

Han comenzado a repartir una actualización entre los OEMs (Original Equipment Manufacturer) la cual elimina la característica de los programas de Office que infringe la patente de i4i respecto al tratamiento de XML, con lo que para el 11 de enero todas las copias de Office no infringirán patente alguna y se podrán vender sin problemas. Hay más ya que el mastodonte de las ventanas ya declaró que recurrirán esta segunda sentencia ante la corte suprema de Estados Unidos para intentar librarse de la multa de 290 millones.

I4ia, con buenos fuisteis a topar. La gente de Micrososft es experta en muchas cosas, también en esto de las peleas legales, ellos mismos han iniciado en varias ocasiones litigios contra terceros por temas de patentes. Finalmente en este caso no me posiciono de ningún lado, desde el principio está bastante claro que lo que busca i4i es recaudar unos cuantos millones a costa de una pifia menor de Microsoft y por otro lado que a estos últimos les den de vez en cuando con su propia medicina también está bien.