New Moon

Hace un tiempo escribí sobre Samantha Tumpach, una muchacha de 22 años que fue acusada de haber querido grabar la película New Moon pero que en realidad sólo grabó 3 minutos del film, sin querer hacerlo, mientras le cantaba el feliz cumpleaños a su hermana.

Si bien ella le explicó a las autoridades del cine lo que había pasado y el error que estaban cometiendo, ellos quisieron seguir adelante con esta locura de juicio.

De hecho, después de haber pasado dos noches tras las rejas esperando que el fiscal la liberara, en una de las tantas declaraciones que dio, aseguró que simplemente estaban jugando y que todos estaban increíblemente sorprendidos por lo lejos que llegó todo.

Y la cosa llegó tan pero tan lejos que incluso Samantha tuvo apoyo del director de New Moon, llamado Chris Weitz: "No es necesario decirlo, pero el caso me parece terriblemente injusto y me gustaría hacer algo para frenarlo".

Después de poco menos de un mes que sucedieron estos incidentes Samantha finalmente está libre de lo que la habían acusado los gerentes del cine (que si fuera por mí ya estarían despedidos y en la carta pondría "por falta de sentido común").

Finalmente la muchacha no tendrá que pasar 3 años tras las rejas.