Sandra Burt

Ya no sé cómo hacer para mostrar mi indignación. Hay veces que las situaciones parecen de una película de humor pero que lamentablemente ocurren y nos dejan a todos con la boca abierta preguntándonos en qué estaban pensando las personas involucradas.

Ahora resulta que una vendedora de un local de Reino Unido fue amenazada en ser multada si seguía tarareando sus canciones preferidas. OMFG, WTF?!?!?!

La vendedora en cuestión se llama Sandra Burt, tiene 56 años, trabaja para un locar de Clackmannanshire llamado A&T Food y fue intimada por un agente de la Performing Right Society (una especie de SGAE) para que deje de tararear.

Esto sucedió hace un tiempo y, finalmente, parece que la defensora de derechos de autor (yo no me fiaría de ninguna empresa que hiciera semejante idiotez) revió el hecho y, obviamente, le pidió disculpas a Burt. Al menos lo hicieron de una forma bastante correcta: le enviaron flores y una carta.

Esto sucedió tiempo después que el mismo local fue inquirido por los agentes de la organización para que o pagara las licencias para seguir utilizando la radio para pasar música en su local o que dejara de utilizarla. ¿Qué se hizo? No se puso más música y Burt desde ese momento se encarga de dar un poco de vida al callado lugar ;-)

Estos son los momentos en los que me pregunto realmente si la gente de defiende los derechos de autor, las discográficas y estudios que contratan a este tipo de agencias se dan cuenta que no tienen absolutamente nada en la cabeza y que el funcionamiento y decisiones que toman son absolutamente erróneas.

Vía: TorrentFreak