Hace días les mostré la escalera de subte que la gente de la agencia de publicidad DDB Stockholm junto con Volkswagen convirtieron en piano para realizar una campaña viral que tuvo un éxito muy grande.

Esta campaña, llamada The Fun Theory, fue creada con el fin, aparte de la publicidad gratuita lógicamente, de demostrar que haciendo el mundo más divertido se podría cambiar el comportamiento de la gente.

Si bien esto son solamente ejemplos aislados, demuestra que realmente nuestra forma de comportarnos y ver las cosas cambiaría notablemente si las pequeñas cosas llamasen más la atención.

Además de la famosa pianoescalera también presentaron un tacho de basura que supuestamente es increíblemente profundo, que es el video que acompaña la entrada, y que hace ruido cuando la gente tira cosas en él y otro donde todavía no muestran de qué va la cosa pero que supuestamente hará que reciclar botellas vacías sea divertido.