millerwifi

Según Steve Miller, ex-DJ de profesión, sufre alergia a las ondas Wi-Fi que le provocan nauseas, mareos y malestar en general. Esto le ha llevado a tener que aislarse de la civilización en una casa con gruesas paredes de granito en una pequeña población de Cornualles (Inglaterra).

El ex-DJ solamente sale de casa con un detector de ondas Wi-Fi para evitar zonas problemáticas para él. El susodicho protagonista de la noticia declaró entre otras cosas: Si yo voy a algún lugar, siento inmediatamente el Wi-Fi y necesito salir corriendo.

Dicho todo esto, es más que probable que lo que le pase al amigo Steve es que tiene algún tipo de tara psicológica y todo esto sea puramente psicosomático. A nivel científico no hay ninguna razón física para que las ondas Wi-Fi provoquen tanto malestar en humanos, además son varios los aparatos que funcionan con el mismo tipo de ondas electromagnéticas (como la tele o los móviles) y no existe ninguna evidencia de que causen daños en personas.

¿Conclusión? Estamos ante un hoax o el DJ verdaderamente tiene algún problema psicológico que le provoca los efectos negativos que asegura sufrir cuando está en el campo de influencia de una red Wi-Fi.

Vía: Mail Online

Actualización: parece que la teoría de que la noticia es hoax se va confirmando, desde Ars Technica publican un genial artículo explicando más a fondo el tema de la "electrosensibidad" y como casualmente el protagonista de la noticia está a punto de sacar disco con título: Electrosensitive.