Si bien Wi-Fi 6 todavía no es adoptado como el principal estándar de conectividad inalámbrica en gran parte del mundo —muchos menos el Wi-Fi 6E, claro—, la constante evolución de la tecnología no frena la búsqueda de avances que mejoren lo que ya existe. Es por esta razón que Wi-Fi 7 ya comienza a ser un tema de conversación entre los entusiastas de las telecomunicaciones. Aunque su lanzamiento todavía está "lejano", ya conocemos algunos detalles clave.

Lo primero que debes saber es que Wi-Fi 7, que es el nombre comercial de 802.11be, todavía se encuentra en fase de desarrollo en la Wi-Fi Alliance, la organización sin ánimo de lucro que gestiona el estándar. El borrador inicial de la nueva tecnología fue publicado en mayo de 2021, y establece la parte técnica que se requiere para mejorar la propuesta que ya está disponible en la actualidad. En este punto es importante decirte que Wi-Fi 7 está basado en 802.11ax (Wi-Fi 6).

Ahora bien, ¿realmente se esperan mejoras respecto al predecesor? Pues sí, son muy significativas y, sobre todo, oportunas. El objetivo de la Wi-Fi Alliance es que el nuevo estándar llegue para cubrir las necesidades generadas por el surgimiento —o masificación— de otras tecnologías. Por ejemplo, la reproducción de vídeos en resolución 4K y 8K sin comprimir, que requiere transferir archivos de gran tamaño. También la realidad virtual inalámbrica y el Cloud Gaming, cuyo rendimiento depende en gran medida de la conexión del usuario.

Así pues, el organismo tiene su enfoque en dar un salto en todos los apartados que le interesan al consumidor, empezando por la velocidad. El objetivo del organismo es alcanzar una velocidad de transmisión de datos de al menos 30 GBps. Poniéndolo en contexto, el Wi-Fi 6 llega a 9,6 Gbps, por lo que el avance es considerable. Eso sí, las cifras de Wi-Fi 7 son meramente teóricas y pueden variar en un entorno de uso real.

Otro tema en el que Wi-Fi 7 pondrá especial atención es en reducir la latencia mientras se transmiten vídeos en las resoluciones mencionadas anteriormente. Igualmente en videojuegos, pues la latencia es un factor clave para los juegos en línea. En este sentido, debutará la tecnología MLO (operación multienlace), con la cual será posible usar múltiples bandas de forma simultánea para transmitir la misma información, logrando así reducir la latencia. Y hablando de bandas, Wi-Fi 7 volverá a apostar por las de 2,4 GHz, 5 GHz y 6 GHz.

¿Cuándo llega Wi-Fi 7?

Si el desarrollo transcurre conforme a lo planeado, Wi-Fi 7 iniciará su camino durante 2024. Sin embargo, en MediaTek, donde ya iniciaron pruebas del estándar, son más optimistas. Creen que los primeros dispositivos compatibles estarán disponibles a partir de 2023.

MediaTek señala que recientemente mostraron algunas demostraciones de Wi-Fi 7, en las cuales ya intervino la tecnología MLO. Basado en sus pruebas y ambiciones comerciales —son fabricantes de chips—, consideran que el estándar será capaz de impulsar las redes en el hogar, oficinas e industrias. También las experiencias de realidad virtual, los videojuegos en streaming (Cloud Gaming) y las videollamadas en resolución 4K y 8K.

"Los avances de Wi-Fi 7 en el ancho de canal, QAM (modulación de amplitud en cuadratura) y las nuevas funciones, como la operación multienlace (MLO), harán que Wi-Fi 7 sea muy atractivo para los dispositivos. Incluyendo teléfonos inteligentes de gama alta, ordenadores y equipos de consumo. También en la industrias, como los minoristas", mencionó la empresa en un comunicado recogido por Ars Technica.