Reino Unido pretende sacar una ley como lo hicieron en Francia para poder desconectar a los usuarios que sean considerados piratas. Pero la semana pasada un grupo de músicos que crearon el Featured Artists Coalition (FAC) se hicieron escuchar y explicaron que no quieren que desconecten a los usuarios porque esa simplemente no es la solución.

Artistas como Robbie Williams, Billy Bragg, Radiohead, Iron Maiden y Travis forman parte de este grupo que está en contra del gobierno inglés y que asegura estar a favor de los intereses de los artistas.

Billy Bragg escribió un artículo para el periódico The Guardian y esto fue lo que dijo al respecto:

No es la primera vez que en Featured Artist Coalition nos vemos forzados a preguntarnos si la industria discográfica está representando los mejores intereses de los artistas tomando este tipo de medidas".

Además comentó que culpar a los ISP es simplemente pasarle el problema a otro sector de la industria.

Cualquier persona que comparta archivos sin autorización y tenga miedo de ser atrapado puede simplemente encriptar sus datos.

Con estas declaraciones nos damos cuenta que Bragg tiene muchísimo más claro cómo funciona verdaderamente la red. Pero las declaraciones, llenas de pura verdad, siguen apareciendo. El británico comentó que la aparición de Internet cambió la demanda de los fanáticos a la hora de conseguir música y la industria de la música falló a la hora de ofrecerle a los consumidores alternativas decentes.

Finalmente, explicó que FAC está en contra del rompimiento de la ley, pero también sabe reconocer que si la gente puede acceder a la música gratuitamente, tomarán ventaja y lo harán. De hecho dijo que quizás la próxima generación de fanáticos ni siquiera querrá pagar por la música que consuman.

El desafío de la industria es encontrar maneras para monetizar ese comportamiento.

¿Tanto les cuesta a las discográficas entender que si no evolucionan simplemente morirán?