Este avión (un gigantesco Tupolev Tu 134), así como lo ven, es sólo un niño que todavía no aprende a volar, por ese motivo, uno de sus familiares, el tío helicóptero (un todavía más grande Mil Mi-26), tuvo que venir a rescatarlo y volver a llevarlo hasta su casa.

Más fotos y un video después del salto.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.