Este avión (un gigantesco Tupolev Tu 134), así como lo ven, es sólo un niño que todavía no aprende a volar, por ese motivo, uno de sus familiares, el tío helicóptero (un todavía más grande Mil Mi-26), tuvo que venir a rescatarlo y volver a llevarlo hasta su casa.

Más fotos y un video después del salto.