registro-nacional

Hace 3 días comenzó el registro telefónico mexicano, entre información muy poco difundida por los medios de comunicación y preocupación por un enorme sector que piensa que es una medida potencialmente peligrosa, irónicamente, pues lo que se trata de lograr es dificultar la actividad delictiva que se comete con los teléfonos celulares.

Curiosamente , y como bien mencionaron en varios comentarios anteriormente, inicialmente se está saltando aquella obligación de asistir a un centro de servicio a llevar documentación y dejar un registro de nuestra huella dactilar, dejando únicamente el proceso de enviar un mensaje sms para pasar a formar parte del registro.

Otro "cambio" a lo inicialmente anunciado, es que a partir del 10 de abril de 2010, si no se ha registrado la línea, ésta quedará únicamente suspendida hasta cumplir el requisito y no se le dará totalmente de baja sin posibilidad de recuperarla. Ya sea bajo esta circunstancia, o en la compra de un equipo nuevo de aquí en más, el teléfono sólo estará habilitado para llamar al centro de atención y de ahí tener acceso para realizar el trámite.

Sería realmente malo que estos no sean cambios sino información mal recibida o compañías haciendo las cosas a como le entienden o les parece. Eso junto con lo, por lo común, impopular de la medida, plantea la cuestión de si próximamente veremos cambios al respecto y si bien nos va, nos lo harán saber adecuada y oportunamente.