Los amparos del Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil (PANAUT), que exige la entrega de datos biométricos a los dueños de un celular, comenzaron a llegar. Juan Pablo Gómez Fierro, juez Segundo de Distrito de la Ciudad de México, otorgó ayer la primera suspensión provisional.

La medida asegura al quejoso que no sea cancelada su línea telefónica por negarse a compartir su información. Según el juez, la entrega de datos personales y biométricos para registrar una línea no sería idónea ni proporcional. "No se advierte una relación directa o causal entre la existencia de ese padrón y una mejor investigación y persecución de los delitos", dijo.

El PANAUT ha generado controversia desde hace meses, cuando fue autorizado por la Cámara de Diputados. Hace unos días el Senado avaló su aplicación y el 17 de abril se publicó en el Diario Oficial de la Federación. El dictámen establece que que las operadoras solicitarán datos personales y biométricos al contratar una línea.

La medida no solo aplica a líneas nuevas, sino también a usuarios existentes, quienes tendrían un plazo máximo de 2 años para entregar su información. El PANAUT es un nuevo intento del fallido RENAUT, una iniciativa de hace una década que buscó recabar datos para combatir las extorsiones. El problema es que esos datos se vendieron en el mercado negro por apenas 500 pesos mexicanos (20 euros).

El presidente de México, a favor de recabar datos biométricos "para combatir la delincuencia"

Foto por George Prentzas en Unsplash

El día de hoy, el juez Gómez Fierro concedió cinco suspensiones provisionales al mismo número de personas que impugnaron el PANAUT. La decisión generó molestia del presidente de México, Andres Manuel López Obrador, quien en su tradicional Mañanera, cargó contra el magistrado.

De acuerdo con el titular del Ejecutivo, la falta de control en las tarjetas SIM y los teléfonos contribuye a los delitos del crimen organizado. López Obrador acusó al juez Gómez Fierro de "proteger a los potentados", haciendo alusión que fue el mismo magistrado quien otorgó amparos contra la ley eléctrica.

El presidente de México mostró imágenes de un arresto reciente, donde se veían armas y múltiples teléfonos. La idea del mandatario es que un padrón ayudaría a tener mejor control para evitar delitos. Lo que no considera es que las únicas personas que no entregarían sus datos personales serían... los delincuentes.

De acuerdo con R3D, la delincuencia organizada utiliza todo tipo de mecanismos para evitar el uso de móviles asociados a su identidad. Entre ellos la clonación y duplicación de tarjetas SIM, llamadas por VoIP (Skype) o líneas de otros países que no requieren registro.

A lo anterior tendríamos que sumar los miles de teléfonos que roban día a día en el transporte público. Si consideramos que denunciar un robo de móvil es un viacrúcis en México, y que nuestra información permanecerá hasta 6 meses en la base del PANAUT, todos seríamos presuntos culpables de cualquier delito que se cometa con nuestro teléfono.

Los amparos al PANAUT se convertirán en una constante en los próximos meses. Slgunos legisladores ya amagaron con acudir a la Suprema Corte de Justicia para echar abajo el dictamen.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.