Y si Terminator 2 y sus robots hechos de líquido (los T-1000) que se volvían a unir cuando alguien lograba destruirlos te parecían mucho, mejor que vayas haciéndote la idea, porque una nueva generación de robots que no utilizarán elementos mecánicos fueron creados a partir de materiales "pegajosos".

Si bien este tipo de tecnología todavía está en una edad temprana el avance que se dio fue realmente importante. En la Waseda University de Tokio se permitió, por primera vez, que este tipo de pequeños robots se moviera por su cuenta sin ningún tipo de estímulo energético del exterior, ya que están creados en base a una reacción química llamada Reacción BZ (Belousov–Zhabotinsky) que lo hace posible.

"La gelatina caminante", nombre que eligieron para llamar a la creación, permite transformar su forma líquida y además cambiar sus colores.

Y si esto ya es increíblemente asombroso, no termina acá. Se comprobó que este material permite albergar procesos de conmutación y esto hará que los científicos puedan implementarle Inteligencia Artificial.