melinda-gates

Ya se sabe que en Redmond les gusta prohibir cosas de Apple aún fuera del ámbito laboral, pero debe ser un poco frustrante para la esposa de Bill Gates ver a sus amigos utilizando el iPhone, mientras que ella desee tener uno pero seguramente utilice algún dispositivo con el desfasado Windows Mobile.

Las reglas obviamente aplican también para sus hijos que no pueden tener ni iPhone ni iPod, pero no hay nada que indique que no pueden usar Google como pasa en la casa de los Ballmer.

Si es que todos llevamos un iPhonero por dentro...

Vía: Engadget