Yoigo es una compañía que me gusta bastante, son pequeños, hacen casi todo por internet, son muy baratos y bastante amistosos con los bloggers. A finales de octubre anunciaban que las llamadas entre usuarios de Yoigo no costarían nada, simplemente el establecimiento de llamada (12 céntimos); estábamos muy contentos:

Estas son las cosas que están haciendo de Yoigo, una compañía amable con la que los usuarios pueden sentirse identificados. Habrá que ver cuanto tardan el resto de compañías en reaccionar y si lo harán imitando la bajada de tarifas o recurriendo ante los tribunales por competencia injusta -lo cual no me extrañaría-.

Pero hoy me toca criticarlos, casi tres meses después de ofrecer la nueva tarifa hacen cambios, a partir del 1 de marzo, la tarifa sólo será aplicable a los primeros 60 minutos de llamadas, si nos pasamos, los siguientes minutos se cobrarán de forma normal, a 12 céntimos.

Lo que parecía una situación "win/win" donde todos ganábamos, (más clientes para la telefónica, menos gastos para nosotros) resultó ser un esquema para obtener la mayor cantidad de usuarios en el menor tiempo posible, o al menos eso es lo que yo percibo.

Estábamos empezando a quererlos, estábamos casi convencidos que eran una operadora móvil diferente, la excepción a la regla, al parecer nos equivocamos, ojalá rectifiquen y nos demuestren que sí se diferencian de su competencia, pero de verdad.

Enlace: Gran chasco: La tarifa Yoigo de 0 céntimos se modifica