Las mujeres hermosas terminan por decepcionarme. Es lo que me ha pasado con Mariè Digby, a la que alabé hace semanas por la versión de Umbrella, que supuestamente le había conseguido fichar Hollywood Records.

Pues bien, según el Wall Street Journal, Mariè firmó su contrato discográfico hace 18 meses. Esto quiere decir que grabó sus vídeos como parte de la estrategia promocional, luego de haber estampado su firma para grabar un futuro disco.

Claro, la idea del cuento de hadas musical vende muy bien, y seguramente fue lo que hizo que Mariè se presentara como cantante amateur en cada una de las entrevistas que hizo gracias a su popularidad en YouTube. Y es que en estos días ya no puede fiarse uno ni de tiernas cantantes que tocan la guitarra.

Esto se nos está llenando de profesionales... Y no es malo, lo peor es que jueguen con los usuarios de esa manera.

Enlace: Disney Label Busted for Astroturf Artist Promotion on YouTube