Finalmente y tras 20 años Ramoncín dejó la junta directiva de la SGAE, lo que al parecer le ha desarrollado un problema de doble personalidad.

Por un lado, es un señor que se contradice muchísimo a sí mismo y a la gestora que ha representado durante mucho tiempo. A esta personalidad le recomendamos mirar el tronco en el ojo propio, antes que la espinita en el ajeno:

“El problema no es del que se agacha a por un disco en el top manta, la gente hace lo que cree que puede hacer. Me dan pena porque es un problema de cultura. Ahora hay una gente que no sabe quien toca, que lo que quieren es tener 700.000 canciones el móvil, tener y tener. Si hay alguien que cree que en la pantallita de un móvil se puede ver Spiderman III, esa no es mi cultura”.

Por el otro es un artista fracasado que patalea porque ya nadie le hace caso, y adivinen: también se vuleve a contradecir:

“Hay un star system que funciona, pero o vendes mucho o no vendes nada. Yo veo mucha gente con aspecto de auténticos y luego están vendidos a la industria, al negocio y a las emisoras. No se trata de lo que pareces, sino de lo que eres”.

Esperemos que ahora a la sombra, se lo haga tratar.

Enlace: Ramoncín: “Ésta no es mi cultura”