Probablemente no conozcas a Josh Wardle. Vive en Nueva York y se define como artista, product manager e ingeniero. Su apellido te sonará más. Wardle. Wordle. El juego de moda en internet. Una palabra. Cinco letras. Seis intentos. Cada día hay una palabra nueva. Es gratis. Sin anuncios. Funciona directamente en el navegador y es muy adictivo. ¿Se le puede pedir más?

Wordle se ha convertido en el enésimo fenómeno viral en cuanto a juegos online. Prácticamente todo el mundo habla de ello en internet. Y aunque todavía no lo conozcas, es muy posible que habrás visto el rastro de este juego en redes sociales en forma de resultados de las partidas a las que han jugado tus contactos. Cuadros verdes, negros y amarillos.

Como tantas cosas, Wordle nace a causa de la pandemia de COVID. Este juego de palabras es un regalo de su creador, Josh Wardle, a su pareja. Una manera de combatir el aburrimiento durante el confinamiento a causa de la pandemia de COVID. Un juego privado que, poco a poco, se fue esparciendo entre familiares, amigos, conocidos y de ahí a toda la internet.

El momento clave es octubre de 2021. Es entonces cuando Josh Wardle crea la página web de su juego Wordle. Desde entonces, millones de personas juegan a él cada día y en varios idiomas, como castellano o catalán.

Fuente: Canal Sur

Wordle en internet, Lingo en televisión

Ahora que ya sabes lo que es Wordle toca saber de dónde viene. Quienes peinamos canas, cuando vimos por primera vez este juego de palabras pensamos en Ramoncín, cantante y presentador de televisión que entre 1991 y 1996 presentó un concurso en La 2 de Televisión Española. Su nombre era Lingo y consistía en adivinar palabras de cinco letras en cinco intentos. Vamos, prácticamente lo mismo que ofrece Wordle.

El concurso tuvo cierto éxito en la televisión española, si bien ha caído en el olvido al igual que otros concursos míticos como Cifras y letras que siguen emitiéndose en otros países. En 2002 retomó su andadura en la televisión de Castilla La Mancha. Y en la actualidad podemos disfrutarlo en Canal Sur, desde Andalucía o desde cualquier parte del mundo gracias al satélite o internet. Lo presenta Ana Ruiz, a quien muchos recordarán por su papel de Sofía en Camera Café.

El concurso televisivo Lingo como tal no es un invento español. Su origen lo encontramos en el Estados Unidos natal de Josh Wardle, creador de Wordle. Su primera emisión fue a finales de 1987 y desde entonces ha tenido varias etapas, en 2002 y en 2011. Su creador original es Ralph Andrews, responsable de otros concursos de los 60, 70 y 80. Lingo también se emitió este formato de concurso en Canadá, Francia, Alemania, Italia, Noruega, Portugal, Suecia o Reino Unido, entre otros. La dinámica es clara. Dos equipos de dos personas. Palabras a adivinar de cinco letras. Cinco intentos. Cuando una de las letras está en la palabra aparece en amarillo si no es su posición correcta y en verde cuando la posición es la adecuada.

La polémica de sus clones

Hace unos días nos hacíamos eco de una polémica relacionada con Wordle. O más bien con su éxito. En un símil con Flappy Bird, el juego móvil que se puso de moda hace unos años y que inspiró a decenas de clones que aparecieron en la App Store y en Google Play, a Wordle le ha ocurrido igual. En realidad, ocurre con cualquier juego o aplicación que tenga cierto éxito.

Desarrollar una app o un juego es relativamente sencillo. Hay herramientas para hacerlo sin programar e incluso se puede contratar a programadores para ello. El caso es que, volviendo al tema que nos ocupa, Wordle nace como un juego gratuito para jugar desde tu navegador en cualquier dispositivo. Pero ante su éxito, hay quien ha visto negocio en crear copias para iPhone y Android. Con publicidad y/o de pago. A diferencia del juego original. Y sin pagar nada a su creador oficial.

La App Store ha retirado estas copias, aunque en el momento de leer estas líneas tal vez se cuele alguna que otra. Por su parte, Google Play es más laxa y las copias siguen ahí. Sólo hay que buscar “Wordle” y encontrarás puñados de clones. Algunos ni se esconden y utilizan el nombre original. Eres libre de jugar a ellos. Pero insisto en recordar que no son oficiales, contienen publicidad y, por tanto, algunos cuentan con rastreadores para hacer negocio de nuestros datos. Si quieres juegar a Wordle, no cuesta nada ir al original. Y si prefieres en castellano, aquí lo tienes.

Cómo jugar a Wordle

Ya sabemos de dónde viene Wordle, quién lo creó, de dónde viene la inspiración a Josh Wardle para crearlo y dónde puedes jugar a este juego de palabras online. Pero es posible que lo que quieras es simplemente jugar a Wordle y acertar las palabras a la primera.

Como todo juego de mesa, Wordle tiene sus trucos. Las reglas están claras: una palabra a adivinar, cinco letras, seis intentos, la palabra debe estar en el diccionario de Wordle y tienes pistas. Las letras resaltadas en amarillo son parte de la palabra pero están mal colocadas. En verde, las letras que has adivinado. Las letras en gris, no están en la palabra.

Trucos para ganar en Wordle

A partir de aquí, algunos consejos y trucos para acertar la palabra diaria de Wordle. Pero sin hacer trampas. Hay quien comparte la palabra del día en redes sociales. Pero nosotros queremos adivinarla de forma limpia.

  • Ayúdate con las vocales. Toda palabra tiene vocales y solo hay cinco. Te ayudarán a encontrar la palabra oculta. Las consonantes ya vendrán luego. Usa palabras con muchas vocales para empezar.
  • Ayúdate con los plurales. No siempre es fácil encontrar palabras de cinco letras. Si tienes una de tres o cuatro, prueba con el plural. Solo perderás un turno.
  • No hay límite de tiempo. No te precipites. A diferencia del concurso de televisión Lingo, en Wordle no hay tiempo. Así que piensa bien dónde colocar las letras en amarillo.
  • Las letras se pueden repetir. Las letras en amarillo y verde se pueden repetir. Tenlo en cuenta.

Más consejos, relacionados con la lengua castellana. Así encontrarás más fácilmente las palabras del día en Wordle, si lo juegas online, o en Lingo, si lo ves en TV:

  • La letra más frecuente en el diccionario de la RAE es la E.
  • Las consonantes más frecuentes son, de más a menos, S, R, N, D, L, C.
  • Vocales más frecuentes, de más a menos, E, A, O, I, U.
  • Las consonantes menos frecuentes son, Z, J, Ñ, K, W.