El sector de las ofertas de empleo en España vive en constante batalla desde hace años. De hecho, buscar trabajo en el país es un trabajo en sí mismo. No remunerado en este caso. Y en este ecosistema, son muchos los que han tratado de encontrar su lugar canalizando una oferta y una demanda que no terminan de encontrarse.

Desde Infoempleo, el clásico y generalista Infojobs, hasta el cambiante Jobandtalent que pasó de sector IT a convertirse en una compañía de trabajo temporal en toda regla. Por supuesto LinkedIn con su networking. Y las más pequeñas con Circular o Cornerjob entre otras muchas. Las llamadas recruiting startups.

Ahora, se añade a la lista una nueva compañía que quiere ganar en el sector de las ofertas de empleo a base de matches. Una suerte de Tinder, pero de trabajo. jobs301 se une al mercado de la búsqueda de perfiles digitales intentando resolver los problemas de sus antecesoras. «Nuestro objetivo es quitarle el estrés a los candidatos que buscan trabajo», explica Guillermo Vallejo, cofundador de la startup. Juntar la mejor oferta de trabajo con el mejor candidato.

Inteligencia artificial y matches al estilo de Tinder

El germen de la compañía es cambiar radicalmente los procesos de selección poniendo todo el foco en el candidato y ajustando la oferta y demanda en el mercado de empleo. Y ya de paso transformar las denostadas áreas de recursos humanos; departamentos desvirtuados enfocadas más en la gestión administrativa que en identificar y conseguir los mejores talentos. Enfocados no tanto en las grandes empresas que ya trabajan con su propio sistema de análisis de datos (los famosos CV ad hoc dentro de sus plataformas), sino para las medianas empresas que no tienen tanto poder y fuerza a la hora de buscar a los candidatos más adecuados.

Guillermo venía de Adesis, una empresa propia de consultoría y transformación tecnológica. Tras su venta a una gran entidad, fue el sector de las ofertas de empleo y la conexión entre las partes lo que llamó la atención del emprendedor. Todo junto a Borja Henríquez y Jesús Luna, los dos otros socios fundadores que se unieron a Guillermo desde 2018.

Pese a los 3 años de trabajo que tenía el proyecto, los meses de confinamiento fueron esenciales

«El mercado es poco transparente, no se puede publicar todo y los candidatos están perdidos», explica Vallejo, «por lo que al final la gente termina en empresas en las que no está a gusto y aumenta la rotación, que es el gran problema del sector».

Nacía, de esta manera, jobs301. Con capital de familia y amigos, el soporte financiero que arrastraban tras la venta de su empresa anterior, fue el impulso de la pandemia lo que marcó el punto de partida de la tecnológica. «Siempre decíamos que ojalá se parase el mundo para poder tener tiempo de hacer las cosas, y mira», explica el fundador. Pese a los 3 años de trabajo que tenía el proyecto, los meses del confinamiento fueron esenciales. Ahora, casi un año después, se estrenan en el sector de las ofertas de empleo enfocadas a la tecnología. Un sector creciente en España, con alta competencia y que lucha por los mejores candidatos.

¿Cómo funciona jobs301?

A través de un algoritmo pensado para ofrecer el algoritmo ofrece a los candidatos las ofertas de las empresas según las necesidades de los profesionales, lo que sería un match en Tinder, jobs301 quiere ahorrar tiempo a todas las partes. El hecho de que las ofertas de empleo no se publiquen en abierto, sino que solo se desbloquean para aquellos perfiles que cumplen con los requisitos, supone un soplo de aire fresco a las empresas. Ambas partes hablan de lo que quieren y pueden ofrecer, si coinciden ya tenemos un match. Todo basado en la neutralidad, la personalidad (las famosas soft skills), la cultura corporativa y una propuesta de valor.

Por otro lado, si un perfil no encaja con lo buscado, el feedback de la empresa será esencial para entrenar el algoritmo

La alta competencia, el miedo a que los equipos sepan que se están buscando nuevos candidatos con ciertos niveles de sueldo, o los propios candidatos que no quieren exponer su búsqueda activa de empleo son las bases sobre las que trabaja jobs301. Trabajan, además, con un algoritmo que no tiene en cuenta las cuestiones de edad, sexo o raza. A los reclutadores les llegarán los mejores perfiles. Aunque, como apunta Vallejo, «el sesgo no desaparece porque la empresa contratante siempre va a tener en cuenta esos factores». Por otro lado, si un perfil no encaja con lo buscado, el feedback de la empresa será esencial para entrenar el algoritmo de recomendaciones y afinar su puntería. Quieren acabar, por tanto, con el dominio de la empresa en los procesos de contratación. Fuente de angustia de muchos candidatos que se quedan sin respuesta o un porqué.

Además de los perfiles técnicos, el objetivo es buscar la mejor empresa para cada candidato. Para ello, explican, cuentan con 50 variables de propuesta de valor para las ofertas de empleo. De los que buscan un mayor sueldo a los que prefieren flexibilidad, pasando por los que están inclinados a una determinada cultura de empresa. Esto, apuntan, son puntos esenciales para la mejorar la rotación de los empleados. Uno de los mayores dramas de los perfiles técnicos en España.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.