Increíble: un tipo llamado Terry Heaton va a CompUSA, compra una cámara digital de regalo para su nieta, pero hay un pequeño problema: la caja estaba vacía, no había cámara; al intentar reclamar a la tienda le dicen que no le devolverán el dinero y aún después de escribir una carta al CEO de la compañía el empleado a quien le delegaron el caso se atrevió a decirle que es su culpa por no inspeccionar la mercancía antes de llevársela.

Basicamente la tienda le está diciendo a Heaton que debe asegurarse que no lo están defraudando antes de salir del establecimiento.

¿Sabían que CompUSA es de Carlos Slim, menajada por uno de sus hijos?

Enlace: CompUSA sells Heaton empty box, won’t refund | Vía: Boing Boing