Dudo mucho que la muerte de Brad Will, periodista de Indymedia haya sido casual, especialmente después de ver el video de sus últimos minutos con vida.

Es horrible, triste, molesto y me causa especial impotencia ver como periodistas tienen que morir por intentar informar, me duele ver cómo el gobierno mexicano ha decidido solucionar esto con tanques y agresión mientras su presidente saliente dice que fue por medio del diálogo (ventajas de la derecha, asumo el considerar meter militares a una ciudad como diálogo).

Creo que esta será la segunda o tercera vez que lo digo pero me duele de sobremanera ver como la blogosfera muy en parte está ignorando esto. Creo que es de especial necesidad que los blogs fuera de México se hagan eco de esto y le hagan conocer al mundo lo que pasa en este país.