En una conferencia de prensa sorpresiva, Andrés Manuel López Obrador dice que no acepta los datos del PREP como datos que definen quién es el ganador de las elecciones de ayer. También pide a los ciudadanos a encontrar más inconsistencias.

Dice que pedirán acceso para ser observadores del conteo de voto por voto para aegurarse que no hay fraude.