El LP4100 de LG tiene la capacidad de saber si la persona que está usando el móvil se encuentra en estado etílico por medio de un detector en el aparato. Si eres de esos que cuando está borrachito llaman a altas horas de la noche a los amigos o la ex-novia puedes configurar el teléfono para que no te permita hacer ese tipo de llamadas.

Si te parece algo medio ridículo, pues LG ya ha vendido 200 mil teléfono sólo en Corea del Sur y planea lanzarlo en Estados Unidos durante este año.