En la Casa Blanca siempre están con las expectativas bajas y se imaginan el peor de los escenarios en cualquier evento importante que suceda, por ejemplo, el reciente aterrizaje del Discovery, tienen hasta preparado el discurso que George Bush daría si hubiese inconvenientes durante este.

Recientemente se ha publicado un discurso escrito por los asistentes de Nixon de cuatro páginas, sólo por sí acaso, el hombre no lograba llegar a la Luna o pasara cualquier cosa con tal de que la misión no fuera satisfactoria, incluso en las paginas se puede ver unas líneas para tan solo rellenar los nombres de los astronautas por si alguno de ellos fallecía. Real o no pero muy chistoso.