Vía Loogic nos enteramos que José Manuel Abraldes actual responsable de Feedmanía ha decidido suspender el servicio del popular lector de feeds:

El viernes pasado tomé la decisión de terminar definitivamente el servicio. Esta decisión la llevaba meditando algunas semanas.

La acumulación de trabajo, tiempo y dinero perdidos ha sobrepasado con creces lo que me puedo permitir. Al contrario que otros servicios, del tipo que sean, no existe ninguna empresa ni otro tipo de respaldo económico tras éste. Solo hay una persona sin empleo.

(...)

Actualmente Feedmanía requiere varias horas de dedicación diaria, un servidor dedicado y una constante monitorización. Caso de añadirle más funcionalidades necesitaría no ya una dedicación completa, sino un equipo de personas.

Por otro lado leo con preocupación lo siguiente:

Podía ocurrir también que hubiese quejas por dicha emisión publicitaria en feeds publicados bajo licencia Creative Commons no comercial. Tan sólo ha habido una. El servicio está preparado para excluir feeds cuyos propietarios así lo soliciten por disconformidad con la emisión de publicidad o cualquier otra razón. No obstante, no ha sido necesario.

Me pregunto quien será el ridículo que se quejó. Feedmanía (y similares) ponen publicidad para sustentar el servicio no para ganar dinero de los contenidos de otros. Eso sí que es pensar hacia atrás.