Unos investigadores de la Universidad de New York y del MIT descubrieron que la gente que tiene a Superman como ejemplo a seguir probablemente no ayude a gente con problemas o necesidades. La razón según los sicólogos es que una persona promedio se da cuenta que nunca podría compararse con el super-héroe y desiten en ejercer ayuda.

Raro, raro, raro, raro.

(Vía BoingBoing