Sin sorpresas, el kit de realidad virtual más complejo y capaz será el más caro. Con un precio de salida de $799 incluyendo los controladores y la estación de seguimiento que emplea un conjunto de láseres para registrar tu movimiento en la habitación para ser representado dentro del videojuego.

Aunque el precio sea alto y el ordenador necesario sea de gama alta, hay que recordar que todas las tecnologías comienzan así: siendo un juguete para ricos. Sólo una experiencia genial puede hacer al gran público quererlo, es lo que persigue Facebook con Oculus y HTC y Valve con HTC Vive. Hay que crear demanda, hay que mostrar de qué es capaz la realidad virtual. Es tiempo de invertir.

Vive incluirá un micrófono interno y un chip de comunicación Bluetooth para poder ser comunicado con smartphones. Por tiempo limitado se ofrecerán dos juegos, Job Simulator y Fantastic Contraption en el pack.

Te recomendamos

Puedes intercambiar opiniones con otros lectores de Hipertextual en nuestro canal de Slack. (¿Por qué ya no hay comentarios?)