Dos kits de desarrollo, muchas demos públicas en diferentes eventos, una compra por Facebook y cerca de cuatro años de espera culminan con el primer kit disponible para el público junto a todos sus detalles y la certidumbre de que 2016, por fin, será el primer año de la realidad virtual. Aunque sea para unos pocos.

El kit de realidad virtual Oculus Rift está disponible desde el miércoles para su reserva por $599, con los envíos a partir de marzo que, debido a la gran acogida, han ido retrasando su fecha de envío para los nuevos clientes. Podemos deducir que ha habido muchos interesados y que las unidades eran muy limitadas.

El paquete lo componen el kit, una cámara de seguimiento, un mando de Xbox One, un mando enfocado a multimedia llamado "Oculus remote", los cables necesarios, una bolsa de transporte y dos juegos: Eve Valkyrie y Lucky's Tale.

Al precio de Oculus Rift, que muchos ya han considerado desorbitado debido al precedente en precio de los primeros kits de desarrollo, hay que sumarle los impuestos y el envío. En Europa, el kit llega a los 741€ puesto en casa. Una barrera de entrada alta, comparable a los smartphones más caros del mercados a lo que hay que sumar, irremediablemente, un ordenador de estas características (como mínimo):

  • NVIDIA GTX 970 / AMD 290 equivalente o superior
  • Intel i5-4590 equivalente o superior
  • 8GB de RAM o más
  • Salida de vídeo HDMI 1.3 (todas las gráficas de gama alta la tienen)
  • 2x USB 3.0
  • Windows 7 SP1 o versiones posteriores

El precio mínimo de una GTX 970 + i5 4590 en España son unos 550€, $550 en EE.UU. sin impuestos. Si sumamos una caja, una buena fuente de alimentación, placa base, discos duros, periféricos, etc. es fácil llegar a los $1200/1200€. Es lo que cuesta un buen PC para jugar a todo sin problema.

El problema es que tu ordenador ha de tener especificaciones de uno de gama alta en 2015/6. Si nos vamos a la encuesta sobre hardware de Steam, la plataforma digital más popular de videojuegos de PC del mundo, observamos que el 80% de los millones de jugadores tienen una gráfica compatible con Directx 11. De los cuales, sólo el 3% tienen una GTX 970.

oculus-rift

La realidad virtual de Oculus no es un nicho, es un sesgo increíblemente pequeño de entusiastas del hardware muy alejado del grueso de personas que juegan con un ordenador de especificaciones mucho más modestas.

La puerta de entrada a la realidad virtual de Oculus Rift son, aproximadamente, 2000 dólares. Y Oculus/Facebook no tiene problema alguno en que sea así. Han creado la mejor experiencia en realidad virtual posible, no una experiencia para todos.

¿Es caro el Oculus Rift?

Depende.

Oculus Rift no es caro

Aunque se esperaba un precio entre los $300 y los $400, el precio final subió considerablemente debido a que "muchas cosas han cambiado desde el plan inicial", dijo Palmer Luckey, fundador de Oculus, a Polygon.

El plan original era vender el Development Kit 2 como la versión destinada a los consumidores, pese a que estaban descontentos con algunos aspectos. "El problema es que la tasa de fotogramas por segundo era demasiado baja y las personas detectaban saltos (flicker)," dice Luckey. "La resolución tampoco era lo que queríamos que fuese. Tampoco podíamos hacer lo que queríamos con la óptica dependiendo de una sola pantalla."

Palmer Luckey posando con uno de los primeros prototipos de las Oculus Rift. Patrick T. Fallon.

Palmer Luckey posando con uno de los primeros prototipos de las Oculus Rift. Patrick T. Fallon.

Entonces llegó Facebook, y las decenas de prototipos desarrollados comenzaron a poder ser realidades futuras de cara al consumidor. Los recursos casi ilimitados les llevaron a crear los mejores paneles posibles, con la mayor tasa de refresco y la menor persistencia. Llegó al ambición. La ambición de crear algo bueno de verdad, una experiencia que la gente quiera.

Luckey asegura que es difícil volver a disfrutar la realidad virtual a través de los primeros kit para desarrolladores que enviaron. "Esto es una versión para clientes, esto es lo que todo el mundo va a querer."

Y de ahí la subida de precio. Oculus quiere un producto que invite a todo el mundo a querer vivir la realidad virtual, algo tecnológicamente aspiraciones en lugar de estar dirigido a la pelea del precio.

Cuatro años de desarrollo, óptica diseñada al milímetros, paneles OLED de alta resolución y refresco, la cámara de seguimiento, el mando de la Xbox One y hasta dos juegos. ¿Caro? ¿Cómo que caro?

Es ignorar el hardware y el desarrollo que hay detrás afirmar que el Oculus Rift es caro. Es un regalo para el trabajo que hay ahí metido.

La tecnología comienza siendo un juguete para ricos que triunfa, se desarrolla, llega a más empresas, consumidores y se acaba haciendo asequible e imprescindible.

Ayer era un rico jugando con su nuevo juguete, hoy es una persona más yendo al trabajo en su coche.

Ayer era un rico jugando con su nuevo juguete, hoy es una persona más yendo al trabajo en su coche.

¿Cuánto costó la primera imprenta? ¿Y el primer teléfono? ¿Y el primer coche? ¿Y el primer ordenador? ¿Cuánto costaba antes navegar? ¿Cómo va a ser caro el Oculus Rift?

Oculus Rift un producto tecnológico puntero, destinado a recrear la mejor experiencia posible y el poco público objetivo al que van destinadas hace que esos $599 parezcan un regalo si tomamos el punto de vista de la empresa.

Oculus Rift es caro, muy caro

¿Qué pasa si lo vemos desde la perspectiva del consumidor ahora? Pues que es caro, carísimo. Aquí juzgamos por el valor, no por el margen que obtiene la empresa por el hardware y el desarrollo que, como ya sabemos, es cero.

$599 por disfrutar la realidad virtual. La primera versión, como jugar al Pong hace 30 años pero en realidad virtual. Es el inicio de una carrera que, de tener éxito, durará décadas. Para los clientes potenciales, a día de hoy, es una inversión difícil de justificar: no hay contenido casi, muchos entrarían en el mundo a ciegas sin haber probado nunca una demo y quedaría, de forma perpetua, la sensación de que se paga un alto precio por probar el dispositivo; no disfrutarlo plenamente.

Si juzgamos el valor que obtienes por el producto, es fácil creer que es absurdo frente a una consola, un ordenador o el televisor que puedes comprarte por ese precio. Indudablemente van a aportar más valor.

Oculus Rift

Oculus Rift

Pero la exclusividad y vivir el futuro antes que los demás tiene un precio y, aunque muy pocos puedan disfrutar de su juguete, la táctica de Oculus y de Valve/HTC son las que hacen posible que la tecnología se prodigue. Hay que hacer que el consumidor lo desee, competir a precio ahora no tiene sentido. Como no lo tuvo con el iPod.

Comprar un ordenador en los 80 para uso personal tampoco estaba justificado, años más tarde todos querían uno. Hoy es imprescindible, aunque sea en nuestro bolsillo. El Oculus es caro o barato depende de cómo se mire, pero es, indudablemente, la mejor decisión que ha podido tomar la compañía. Hay que desarrollar lo mejor, que sea asequible llegará luego.

Te recomendamos

Puedes intercambiar opiniones con otros lectores de Hipertextual en nuestro canal de Slack. (¿Por qué ya no hay comentarios?)