Siguiendo los pasos de Estados Unidos, ahora los conductores de Uber en Europa podrán alquilar coches de Tesla y Polestar. La empresa de movilidad expandirá el acuerdo con Hertz y ofrecerá 25.000 vehículos eléctricos ciudades de Europa para 2025. La decisión forma parte del compromiso de Uber por convertirse en una plataforma cero emisiones en 2030.

La expansión europea comenzará este mes en Londres, lugar donde se encuentra ubicada la sede de Heartz Europa. Posteriormente, se expandirá a París, Ámsterdam y otras capitales durante este año. El programa permitirá a los conductores de Uber alquilar un Tesla o un Polestar a cambio de una cuota semanal, siempre y cuando cumplan con ciertos requisitos.

Si bien la asociación con Hertz partió con 100.000 unidades del Tesla Model 3, Uber ampliará su catálogo en Europa y ofrecerá una amplia gama de coches eléctricos adecuados. La compañía mencionó «vehículos de Tesla y Polestar» en la nota de prensa sin precisar los modelos, aunque se sabe que se trata de los Model 3, Model Y y Polestar 2.

Para acceder al programa, el conductor deberá contar con una calificación mínima de 4,85 estrellas y un mínimo de 150 viajes completados. Los detalles sobre el precio de alquiler en Europa se desconoce, aunque en Estados Unidos se cobran 334 dólares por semana por un Tesla Model 3. El coste incluye el seguro y mantenimiento básico, así como un incentivo de 1,5 dólares adicional por cada viaje completado.

Uber quiere ofrecer viajes «100 por ciento» eléctricos para 2030

Uber Polestar Tesla Europa
Uber

De acuerdo con Uber, desde que se puso en marcha el programa a finales de 2021, casi 50.000 conductores han alquilado un Tesla. La empresa reveló que ya se completaron más de 24 millones de viajes totalmente eléctricos con cerca de 420 millones de kilómetros recorridos. Dara Khosrowshahi, CEO de Uber, dijo que el acuerdo con Hertz impulsará la transición hacia cero emisiones, ayudando a los socios a reducir costes de funcionamiento y de paso, limpiar el transporte urbano.

El cambio climático es el desafío global más urgente que todos debemos abordar juntos; ahora es el momento de acelerar. Nuestro objetivo es convertirnos en una plataforma 100 % eléctrica en toda Europa para 2030

En 2020, la compañía lanzó el programa Uber Green que permite solicitar un vehículo eléctrico o híbrido en algunas ciudades de Estados Unidos, Canadá y Europa. Esta clase de viajes son más caros para el usuario final, ya que se hace un cargo de un dólar adicional frente al coste de un coche de combustión. No obstante, el conductor recibe una bonificación de hasta 1,5 dólares, dependiendo si el viaje se realizó en un vehículo híbrido o completamente eléctrico.

La empresa necesita mejorar su estrategia si quiere dejar atrás los vehículos de combustión

Uber tiene el plan de convertirse en una plataforma de cero emisiones en 2030, aunque el proceso podría ser más complicado de lo que parece. La oferta de Tesla y Polestar solo aplica para quienes optan por el alquiler de un coche eléctrico. La compañía no otorga apoyos a sus choferes para cambiar su vehículo de combustión por uno eléctrico, aunque ha dicho que trabaja con empresas como General Motors, Renault y Nissan para ofrecer ofertas atractivas a los conductores.

De cualquier modo, el futuro será eléctrico en Europa. El Parlamento, el Consejo y la Comisión Europea acordaron prohibir la venta de coches de gasolina y diésel en 2035. La medida es la primera de un paquete de normativas para reducir el 100% de emisiones en el Viejo Continente para 2050. Aunque armadoras como Ford y Volkswagen se han subido al barco, otras, como Ferrari o Lamborghini, tendrán luz verde para seguir fabricando vehículos con motores de combustión.

Deja un comentario

Participa en la conversación, deja tu comentario