Han pasado unos cuantos años desde la presentación oficial del Tesla Roadster 2.0, pero todavía no tenemos noticias sobre cuando veremos, finalmente, el superdeportivo de Tesla en producción. Y, aunque el paso del tiempo no ha servido para despejar muchas de las grandes incógnitas del coche, ahora sí sabemos, al menos, que no se parecerá al prototipo. Al menos en algunos apartados clave.

La razón principal tras la demora del Tesla Roadster 2.0 no está en las dificultades de su desarrollo y fabricación, sino en el enfoque principal de Tesla, que está inmersa en la producción a gran escala de otros modelos más asequibles, frente a la fabricación limitada de otros coches como el Roadster.

Según ha contado Franz von Holzhausen, jefe de diseño de Tesla, en el podcast Ride the Lightning, la compañía sigue desarrollando el citado superdeportivo. Y, cuando por fin se lance al mercado, será muy superior a las ya espectaculares métricas que se ofrecieron en su presentación en 2017.

Estamos desarrollando el coche. Creo que saben que tenemos prioridades como empresa, y las prioridades son la electrificación masiva. Y Roadster no es un producto de masas. (…) Estamos trabajando en ello seriamente. Y creo que el tiempo que nos hemos tomado nos ha permitido mejorar realmente todas las métricas que nos propusimos establecer cuando debutamos con él [refiriéndose al Tesla Roadster 2.0] por primera vez”

Franz von Holzhausen

El punto de partida del Tesla Roadster 2.0 será el S Plaid

El diseñador Jefe de Tesla no ha ofrecido números concretos, pero sí que ha apuntalado la dirección que la compañía quiere llevar con el Tesla Roadster 2.0. Sobre todo teniendo en cuenta que en estos años el Tesla S Plaid ha tomado parte de las referencias de velocidad y aceleración que, hace no mucho, solo se podían contemplar en el citado superdeportivo.

De hecho, el propio Franz von Holzhausen ha querido hacer una suerte de paralelismo entre el futuro Tesla Roadaster 2.0, en términos rendimiento y la facilidad de uso, y el actual Model S Plaid. Este último ya sería un increíble punto de partida puesto que, como decimos, el Model S Plaid ya ha igualado algunas de las especificaciones generales del prototipo Roadster 2.0, excepto por su autonomía y su velocidad máxima, de más de 250 mph:

“Creo que si puedes extrapolar el rendimiento y la facilidad de uso de un Model S Plaid, y puedes imaginar adónde podría llegar eso, entonces creo que tu imaginación también te lleva a donde nos dirigimos. El Roadster lo será y valdrá absolutamente la pena. Si lo piensa, un Model S Plaid, básicamente alcanza todas las métricas que dijimos que podía hacer el Roadster, lo que parecía imposible para un automóvil en ese momento. Así que imagina. Deja volar un poco tu imaginación”

Franz von Holzhausen

Deja un comentario

Participa en la conversación, deja tu comentario