Meta, Microsoft y otras grandes tecnológicas instaron a la Suprema Corte de Estados Unidos excluir los algoritmos impulsados por inteligencia artificial de cualquier demanda judicial. Un puñado de empresas, académicos y defensores de derechos humanos comparecieron ante la Corte en un caso contra Google. Las Big Tech y los expertos en internet mencionaron que permitir un litigio contra los algoritmos abriría una caja de Pandora que acabaría con la libertad en internet.

El caso en cuestión es González v. Google LLC, una demanda interpuesta contra Google por familiares de Nohemí González, una de las víctimas de los atentados terroristas de París en 2015. Los demandantes argumentan que el algoritmo de YouTube recomendó videos de reclutamiento para el ISIS, por lo que Google es parcialmente responsable de la muerte de la joven. Si bien un tribunal falló a favor de la tecnológica, el caso fue atraído por la Suprema Corte.

Los demandantes indican que los algoritmos de recomendación son una forma de moderación que no está cubierta por la Sección 230 de la Ley de Telecomunicaciones de 1996. Esta sección, de apenas 26 palabras, otorga inmunidad a un proveedor de servicios contra el contenido publicado por terceros en su plataforma. La familia González cree que las compañías deberían de hacerse responsables de las recomendaciones generadas por estos algoritmos de inteligencia artificial.

Como parte del proceso de revisión del caso, la Suprema Corte escuchó a un grupo conformado por representantes de Meta, Twitter y Microsoft, así como también académicos, la Electronic Frontier Foundation y moderadores de Reddit. Todos concluyeron que la Sección 230 es vital para la función básica de internet y que un fallo que permita el litigio contra los algoritmos sentaría un precedente para futuras demandas contra otros sistemas de recomendación.

La importancia de los algoritmos de inteligencia artificial en la moderación

YouTube, algoritmos, Internet, Inteligencia artificial

Los moderadores de Reddit mencionaron que la Sección 230 ha sido fundamental para que las comunidades florezcan. Las reglas de contenido se hacen cumplir por los moderadores y no la compañía en sí. Sin el cobijo de esta ley, las empresas y usuarios enfrentarían demandas por decisiones cotidianas de moderación de contenido.

El Congreso diseñó la Sección 230 para permitir una moderación de contenido efectiva, y las herramientas automatizadas son esenciales para ayudar a los humanos a moderar el mar infinito de contenido de Internet. Si bien los peticionarios y algunos de sus amigos intentan cuestionar los algoritmos, un algoritmo es simplemente una regla creada por humanos para manejar una situación particular, que luego se puede aplicar en una escala que los humanos nunca podrían lograr.

El internet no podría funcionar sin herramientas algorítmicas, ya que los equipos de moderación no podrían manejar decenas de millones de acciones sin ayuda. «Ningún grupo de seres humanos podría filtrar manualmente el vasto universo de contenido en Reddit o muchas otras plataformas en línea sin herramientas automatizadas», mencionaron. Yelp dijo que a un usuario promedio le tomaría aproximadamente 181 millones de años descargar todos los datos de la web.

Por su parte, el Centro Stern de Negocios y Derechos Humanos de la Universidad de Nueva York, quien ha criticado a YouTube y otras grandes tecnológicas por permitir el discurso de odio, reconoce el valor de la Sección 230 en garantizar la libertad de expresión en internet. En su presentación, el Centro dijo que sin este escudo, las plataformas reducirían o eliminarían el contenido de terceros antes de filtrarlo. «La censura colateral sería la ruta más barata y la que tomarían la mayoría de los proveedores, en detrimento del valioso discurso en línea», dijo

La Sección 230 es clave para la libertad de expresión y funcionamiento de internet

La Sección 230 ha estado en el ojo del huracán desde hace algunos años. Donald Trump intentó torpedearla en respuesta a las acciones de Twitter de colocar una etiqueta en sus tweets durante la campaña electoral de 2020. Por medio de una orden ejecutiva, Trump buscaba modificar la Ley de Decencia de las Comunicaciones para «pelear contra la censura en línea«.

La demanda contra Google no es el único caso relacionado con la Sección 230 que revisará la Suprema Corte. Twitter Inc. v. Taamneh es otra demanda similar interpuesta por familiares de una víctima de ataques terroristas. Las peticiones al órgano judicial toman como base la Ley Antiterrorista de 1996, propuesta por el entonces senador Joe Biden.

Participa en la conversación

1 comentario

Participa en la conversación, deja tu comentario