Si bien Apple retrasó el lanzamiento de sus gafas de realidad aumentada, las de realidad mixta sí serían presentadas en algún punto del presente año. De hecho, Mark Gurman, periodista de Bloomberg y la fuente más confiable en cuanto a futuros productos de la manzana se refiere, aportó nuevos detalles del dispositivo más próximo, cuyo nombre sería Apple Reality Pro.

Dentro del dispositivo, habrá cámaras que permitirán el seguimiento ocular. Los usuarios incluso podrían controlar diversos componentes de la interfaz con tan solo mover sus ojos. Por ejemplo, presionar botones o seleccionar un determinado elemento dentro de una lista.

En cuanto a las cámaras exteriores, estas serían capaces de analizar el movimiento de las manos para involucrarlas, al igual que los ojos, en el control de la interfaz. De acuerdo a Gurman, las Apple Reality Pro pueden identificar cuando el usuario junta el dedo pulgar con el índice para activar una acción determinada. Ojo, no sería necesario portar un dispositivo secundario en las manos.

El objetivo de los de Cupertino, claramente, es prescindir de un mando físico. Esta apuesta ya la hemos visto anteriormente en un producto que será un competidor de las Reality Pro: las Microsoft HoloLens. Al igual que pretende Apple, apuestan por realizar un seguimiento constante de las manos para identificar acciones de entrada. Lo contrario ocurre con las Meta Quest Pro, la más reciente propuesta de Meta, pues requiere un control para navegar a través de la interfaz.

El Apple Reality Pro será un dispositivo de realidad mixta. Es decir, te permite interactuar en un mundo virtual a través de sus paneles internos (realidad virtual), pero también con un mundo real enriquecido por elementos digitales (realidad aumentada). Para lograr la segunda experiencia, el dispositivo grabará lo que ocurre en el exterior con sus cámaras, y lo transmitirá en tiempo real a las pantallas.

La producción de las pantallas, por cierto, será responsabilidad de Sony, uno de los socios más cercanos de Apple. Los japoneses ya tienen años de experiencia en la realidad virtual gracias al PlayStation VR, cuya segunda generación estará disponible a finales de febrero. Adicionalmente, el reporte menciona que la compañía ofrecerá las Reality Pro con lentes graduadas para aquellos que lo requieren.

Las Apple Reality Pro tendrían una corona digital, como el Apple Watch

Corona digital del Apple Watch. Apple Reality Pro

¿Cómo el usuario podrá dar el salto de la realidad virtual a la realidad aumentada y viceversa? En el pasado ya habíamos escuchado que las Reality Pro integrarán una corona digital, muy similar a la del Apple Watch. Al girarla, será posible hacer la transición entre experiencias. Gurman indica que esta función es una de las más sorprendentes del producto y, por lo tanto, una de sus principales propuestas de valor.

Si bien Apple no ha mostrado demasiado interés en tener su propio Metaverso, al menos no en la misma proporción que Meta, las Reality Pro será capaz de representar, por medio de un avatar, el rostro y cuerpo completo del usuario. Por supuesto, será posible reunirse con amigos y familiares en entornos virtuales. De momento, eso sí, se especifica que esta función estará limitada a dos personas. ¿Por qué? Básicamente, porque requiere un gran poder de procesamiento.

Lo anterior, no obstante, no significa que tres o más personas no podrán interactuar de forma simultánea. Será posible sostener conversaciones con varios invitados, pero solo dos podrán hacerlo con su avatar. El resto se verá con un ícono o Memoji.

Si todo transcurre conforme a lo planeado, Apple presentará el Reality Pro durante la próxima primavera. Casi con toda probabilidad, en un evento totalmente dedicado debido a la trascendencia del producto. Ahora bien, no esperes un precio al alcance de todos. Bloomberg añade que Apple quiere colocarlas en un segmento premium, así que el coste podría dispararse hasta los $3.000 dólares.

Es probable que las primeras imágenes de las Reality Pro comiencen a filtrarse en cuestión de semanas. Lo anterior debido a que su producción, siempre según Gurman, iniciará en febrero. Es bien sabido que, una vez que un producto comienza a fabricarse en masa, es muy difícil frenar los leaks. Sin embargo, la disponibilidad inicial de las gafas estaría limitada a Estados Unidos.

Apple sabe que un producto como este, con un precio tan elevado para la gran mayoría, difícilmente será un éxito masivo —si bien esperan vender un millón de unidades durante el primer año—. Por tal razón, están preparando un segundo dispositivo con un precio más «asequible»: $1.500 dólares. El problema es que, en el mejor de los casos, verá la luz hasta finales de 2024.

Participa en la conversación

1 comentario

Participa en la conversación, deja tu comentario