Era bien sabido que Meta se encontraba trabajando en unas gafas de realidad mixta y, durante el Meta Connect 2022, los dirigidos por Mark Zuckerberg finalmente presentaron las Meta Quest Pro. El dispositivo, según el mencionado directivo, es el resultado de todo lo que han aprendido sobre la realidad aumentada y realidad virtual durante los últimos años. En el terreno del hardware, de hecho, han aprovechado el margen de mejora del Meta Quest 2, su headset más popular.

Es importante mencionar que las Meta Quest Pro pretenden brindar experiencias tanto de realidad virtual como de realidad aumentada. Por lo tanto, su hardware, que promete integrar tecnología de punta, se acerca más a lo ya visto en propuestas como las Microsoft HoloLens, por ejemplo. Evidentemente, esto se traduce en un aumento de precio considerable, pero sobre esto hablaré más adelante.

En lo referente a su diseño, las Meta Quest Pro tomaron como punto de referencia las Meta Quest 2. Tú mismo podrás observar que su look es ligeramente similar, si bien el nuevo producto luce más sofisticado, moderno y, desde luego, caro. Desde Meta indican que la pieza que integra las lentes es hasta 40% más delgada que la del dispositivo de menores prestaciones, lo cual ha ayudado a mejorar la ergonomía e incluso la visión periférica.

Eso sí, las Meta Quest Pro pesan 772 gramos, que es un aumento considerable respecto a los 503 g. del Quest 2. No obstante, Zuckerberg insiste en que sus nuevas gafas son sumamente cómodas. En gran parte gracias a los materiales acolchonados usados en su interior.

Las Meta Quest Pro abrazan el seguimiento ocular

Meta Quest Pro

Pasando a las novedades por dentro, lo primero que destaca es la incorporación de sensores capaces de rastrear los movimientos de tus ojos y cabeza. ¿Con qué finalidad? Las aplicaciones son muy variadas, y de los desarrolladores dependerá sacarles provecho.

En el terreno de los videojuegos, el seguimiento ocular es fundamental para el Foveated Rendering, una técnica que permite renderizar con mayor detalle aquellas zonas del escenario donde nuestros ojos están enfocados. Lo anterior, evidentemente, facilita dedicar los recursos técnicos a las áreas que más importan. Otra de sus aplicaciones seguramente la veremos en el Metaverso, pues sería posible replicar el movimiento de nuestros ojos y cabeza en un avatar.

Las características mencionadas anteriormente están centradas en las experiencias de realidad virtual. ¿Pero qué hay de la realidad aumentada? Para cumplir con la segunda, las Meta Quest Pro integran cámaras exteriores para capturar lo que sucede por fuera y mostrarlo en sus pantalla. Después, a través de un proceso de software, se agregan capaz virtuales al mundo real.

Durante la presentación, Meta mostró cómo un usuario puede crear un setup de trabajo con pantallas flotantes virtuales sobre un escritorio real. Con la realidad aumentada de las Meta Quest Pro, las posibilidades igualmente son infinitas. Cabe mencionar, eso sí, que en este apartado también estaremos sujetos a las ideas de los desarrolladores.

Componentes de gama alta para sostener la realidad mixta

Meta Quest Pro

Por supuesto, todas las novedades de las Meta Quest Pro están apoyadas por componentes de gama alta. Primero están los dos paneles internos, los cuales son capaces de desplegar una resolución de 1800 x 1920 píxeles para cada ojo. Meta señala que la nueva tecnología de sus pantallas tiene un contraste mejorado —en comparación a las Quest 2— de un 75%. Además, con la reducción en el tamaño de la parte frontal, el campo de visión aumentó en un 10%.

Las gafas tienen un chip Snapdragon XR2 Plus firmado por Qualcomm. Dicho SoC está especialmente diseñado para dispositivos de realidad mixta, así como aquellos que involucran el uso de la inteligencia artificial. Comparado con el procesador de las Quest 2, ofrece un rendimiento 50% mayor.

La RAM de las Meta Quest Pro es de 12 GB, mientras que el almacenamiento interno alcanza los 256 GB. Ojo, por el momento no habrá variantes con distintas opciones de memoria.

Las Meta Quest Pro ya se pueden reservar desde hoy en 22 países y los envíos comenzarán a partir del próximo 25 de octubre. ¿Su precio? 1.799 euros en España y 1.499 dólares en el continente americano. Te avisamos que no era barato…

Deja un comentario

Participa en la conversación, deja tu comentario