La adaptación a serie de The Last of Us de HBO ya es un éxito. No solamente por su sólido guion, sino por ser un homenaje directo a la historia del juego. Además de mostrar varias secuencias icónicas, la producción cuenta con algunos actores que participaron en el juego. Decisiones que, en palabras del showrunner Craig Mazin, son mucho más simplemente quedar bien con los fans.

El primer capítulo de la adaptación mostró el detallado proceso que implicó su llegada a la pantalla chica. Desde explorar lugares novedosos del relato, hasta añadir contexto y datos científicos. Se trata de un proyecto que abarca la enorme importancia en la cultura pop del material del cual proviene. 

Esa es la razón por la que varios miembros del reparto del juego forman parte del live action. Entre ellos los más icónicos y reconocidos. Troy Baker y Ashley Johnson, los actores que dieron voz a Joel y Ellie, respectivamente, interpretan a personajes dentro de la trama. El primero, al llamado colono James, mientras que la segunda da vida a la madre de Ellie, Anna. Ambos demuestran el nivel del compromiso con el espíritu del videojuego de Naughty Dog

El cuidadoso trabajo de crear el mundo de The Last of Us

Mazin habló sobre distintos puntos de la serie en una reciente entrevista con Entertainment Weekly. También, aclaró sus intenciones al traer de vuelta a varios intérpretes de la conocida saga. Para el creativo, se trata de una forma de celebrar el vínculo entre ambas producciones. Eso, a pesar de las obvias diferencias en los medios que relatan la historia. 

“Ashley Johnson tiene treinta años y claramente no va a interpretar a una niña de catorce”, explicó Mazin. “Pero era clave encontrar un espacio para ellos (en el programa) porque son importantes. No se trata solo de fan service. Es una conexión dramática entre el juego y el programa. Necesitaban estar allí”. El punto de vista deja claro que la prioridad de la adaptación de The Last of Us, es celebrar su herencia. Como parte del mundo del entretenimiento y fenómeno generacional de largo alcance. 

Pero Baker y Johnson no son los únicos en unirse a la experiencia de recrear en televisión el mundo imaginado por Neil Druckmann. También Jeffrey Pierce (Tommy en el juego) y Merle Dandridge, lo hacen. Esta última tiene el extraño honor de repetir su papel como Marlene en la producción de HBO. 

Un desafío de paciencia y atención a un amplio universo

Durante los meses previos al estreno de The Last of Us, Mazin profundizó en el desafío que supone honrar la esencia de una historia querida. A la que, además, debía añadir contenido novedoso y brindar su propia identidad. Para el co-creador, era fundamental que la serie pudiera “asustar” a los espectadores, incluso los familiarizados con el material. Asimismo, se comprometió a mantener la integridad de la narración y evitar cualquier giro argumental que “rompa” su solidez

Eso explica la singular combinación entre escenas icónicas y otras inéditas, que profundizan en el universo conocido por los jugadores. A lo anterior, habría que añadir que el argumento contará con información que, previamente, formaba parte de la historia de origen y, al final, fue descartada.

“Hay cosas escritas que no tuvimos la oportunidad de incluir en el juego que están en la adaptación”, dijo Druckmann. “Entonces, podrás ver como eso)enriquece a los personajes. Es interesante. Hemos hablado con fans que vieron la temporada completa y lo jugaron a continuación. Dijeron que la experiencia ahora es más rica gracias a lo visto en el programa”.

The Last of Us es el estreno del año y solo puedes verla en HBO Max

Con todo, el dúo creativo está convencido de que The Last of Us no se desviará del mapa de acontecimientos clásicos. Tampoco, de lo establecido por su secuela. “No tengo ningún interés en un espectáculo que continúa por siempre. Los finales significan todo para mí”, dijo Mazin. Lo anterior deja claro que la producción de HBO Max tendrá, de la misma manera que el juego, una conclusión a su premisa

Deja un comentario

Participa en la conversación, deja tu comentario