Si echamos la vista atrás, la compañía que más ha impulsado los teléfonos plegables es Samsung. Fue una de las primeras en adentrarse en este sector, es quien más modelos de este tipo ha lanzado y, probablemente, también sea la que más vende cada año. Sin embargo, la empresa surcoreana ha visto cómo en el último año aparecían cada vez más alternativas a sus productos. Opciones que, si bien han tenido una disponibilidad limitada, sí amenazan el liderazgo de Samsung. Entre ellas se encuentra el Xiaomi MIX Fold 2, el cual hemos podido conocer durante algunos minutos pese a no llegar a España.

La conclusión tras poder catarlo durante unos instantes es clara: a Samsung le están cazando –e incluso ganando en según qué aspectos– en su propio terreno. Primero fue Oppo con el Find N original –que recibió una crítica excelente– y ahora lo hace también Xiaomi con el MIX Fold 2.

Con el Samsung Galaxy Z Fold 4, recordemos, la empresa surcoreana optó por lo seguro. Una mejora generalizada de componentes, ciertas evoluciones en software –gracias en parte a Android 12L– y poco más. Unos cambios que quizá hubieran sido suficientes si este teléfono no formase parte de una categoría de producto que todavía tiene retos por resolver: las marcas del pliegue, la durabilidad a largo plazo, el grosor, el peso, etc. La mejor forma de describir la situación, en mi opinión, es que el Z Fold 4 evolucionó como teléfono, mas no como plegable.

Pocos días después, Xiaomi anunció en China el MIX Fold 2. Y la comparación inicial dejaba a Samsung en una posición incómoda. Como teléfono no existen unas diferencias mayúsculas entre ambos. Sin embargo, el de Xiaomi parecía un paso por delante como plegable. Una primera impresión que, una vez en mano, se confirma.

El Xiaomi MIX Fold 2 avanza donde el Galaxy Z Fold 4 no lo hizo

En primer lugar, el Xiaomi MIX Fold 2 es más delgado. Desplegado, la diferencia entre uno y otro es de aproximadamente un milímetro. Perceptible, pero no trascendental. Sin embargo, la cosa cambia cuando ambos están cerrados. El MIX Fold tiene un grosor de 11,2 milímetros, mucho menos que el de Samsung, que oscila entre los 14,2 y los 15,8. ¿Oscila? Sí. Y aquí entra en juego otro factor clave: la bisagra de ambos teléfonos.

El MIX Fold 2 tiene una bisagra que permite el cierre completo del teléfono. El Z Fold 4, en cambio, no. El de Samsung deja una especie de hueco entre ambas mitades que no solo permite la entrada de suciedad cuando está plegado; también hace que su grosor, además de ser mayor, también sea desigual entre ambos lados.

Esta diferencia tanto en el grosor como en la desigualdad del mismo es muy perceptible cuando tienes ambos teléfonos en la mano. También cuando los introduces en un bolsillo. Simplemente, el Xiaomi MIX Fold 2 parece estar una o dos generaciones por delante en este sentido.

Otro factor clave es la proporción de la pantalla exterior. Tanto uno como otro tienen un panel algo más alto de lo habitual, pero el Z Fold 4 va un paso más allá. Concretamente, la proporción es 23,1:9 en el caso del Samsung y 21:9 en el caso del Xiaomi. Para tener un móvil común como referencia: la pantalla del iPhone 14 Pro Max tiene una proporción de 19,5:9.

¿Qué quiere decir esto? Que la pantalla externa del Xiaomi MIX Fold 2 no solo tiene una proporción más cercana a lo que estamos acostumbrados, también resulta más estética y útil. Es importante tener en cuenta, además, que los desarrolladores de terceros crean sus apps pensando en las dimensiones más habituales en el sector. Por lo tanto, acercarse todo lo posible al estándar –como hace el Xiaomi– puede traducirse, en algunos casos, en una experiencia más refinada.

Respecto a la marca del pliegue, el MIX Fold 2 de Xiaomi no hace magia. Está ahí. Y, sobre todo, se vuelve visible cuando la luz incide desde ciertos ángulos. No lo calificaría como algo dramático o insoportable, pero claramente queda trabajo por hacer. Las marcas deben seguir trabajando para que esto desaparezca en algún momento.

Un hardware de primer nivel

Más allá de su faceta como plegable, el Xiaomi MIX Fold 2 llega con un excelente hardware bajo el brazo. No el más puntero, pero sí a la altura de los smartphones premium del sector.

CaracterísticaXiaomi MIX Fold 2
Pantalla internaPlegable, 8 pulgadas, resolución de 1914 x 2160 píxeles, tecnología OLED, tasa de refresco de 120 Hz, HDR10+, Dolby Vision y hasta 1300 nits de brillo
Pantalla externa6,56 pulgadas, resolución de 1080 x 2520 píxeles, ratio 21:9, tecnología AMOLED y tasa de refresco de 120 Hz
ProcesadorSnapdragon 8+ Gen 1
Cámaras traseras– Sensor principal: 50 mpx, f/1,8, sensor de 1/1,56 pulgadas, OIS y PDAF.
– Teleobjetivo: sensor de 8 megapíxeles, f/2,6, focal equivalente a 45 mm y PDAF.
– Gran angular: sensor de 13 megapíxeles, f/2,4 y píxeles de 1,12 micras.
Cámara frontalSensor de 20 megapíxeles
BiometríaLector de huellas
AlmacenamientoHasta 1 TB
Memoria RAMHasta 12 GB
Batería4.500 mAh
Tecnologías de cargaSolo por cable. Máximo 67 vatios.
ConectividadBluetooth 5.2, Wi-Fi 6e, 5G, GPS, USB-C, etc.
Dimensiones y pesoDesplegado: 161,1 x 144,7 x 5,4 mm
Plegado: 161,1 x 73,9 x 11,2 mm
Peso: 262 gramos

Sobre el software, poco podemos decir. El teléfono que hemos podido catar durante algunos minutos estaba bloqueado y, por consiguiente, resultaba imposible experimentar con MIUI. Lo único que podemos decir es que tiene MIUI 13 + Android 12 (la versión estándar, no Android 12L como sí tiene el Galaxy Z Fold 4).

Xiaomi MIX Fold 2

¿Es el Xiaomi MIX Fold 2 claramente mejor que el Galaxy Z Fold 4?

El MIX Fold 2 ha sido una grata sorpresa tras los pocos minutos que hemos podido probarlo. Y sin duda pone en aprietos –e incluso supera– a un Galaxy Z Fold 4 que, en algunos sentidos, debería haber sido más atrevido. No obstante, esto no quiere decir que el teléfono de la marca china sea el plegable perfecto o superior al surcoreano en todos los sentidos posibles. Es importante tener en cuenta varias cosas:

  • La escala de la producción es un factor clave. Ningún plegable es, en la actualidad, un producto de masas equiparable a los teléfonos convencionales. Sin embargo, sí se puede afirmar una cosa: Samsung produce muchos más que Xiaomi. Prueba de ello es que tanto los Fold como los Flip están disponibles en casi todo el mundo; mientras que el MIX Fold 2 solo está a la venta en China. Esto juega claramente a favor de Xiaomi. La producción a menor escala suele facilitar la implementación de componentes complejos.
  • La durabilidad es una incógnita. Las cifras que promulga Xiaomi sobre la durabilidad del MIX Fold 2 han de ser tomadas con muchas pinzas, al igual que las de otras marcas que también venden smartphones plegables. No quiero decir con esto que sean falsas. Simplemente, no hemos podido comprobarlas. Hasta que sea posible una verificación, seguiremos con la duda.
  • Detalles secundarios en los que el móvil de Samsung está por delante. El Z Fold 4 es resistente al agua (IPX8), llega con Android 12L –la versión pensada para plegables–, es compatible con el S-Pen (stylus), tiene una cámara bajo la pantalla interior –aunque tanto su calidad como la forma en la que se oculta bajo el panel tiene margen de mejora–, soporta carga inalámbrica y cuenta con un teleobjetivo de mayor alcance y resolución. 
  • Detalles en los que el Xiaomi MIX Fold 2 supera al Samsung. Tiene un sistema de carga más rápido, una batería 100 mAh más grande y una cámara delantera de más resolución.

Creo que es justo decir que, como plegable, el MIX Fold 2 de Xiaomi es sin duda mejor que el Galaxy Z Fold 4 –a falta de validar su durabilidad–. Sin embargo, como smartphone, el móvil de Samsung sí es algo más completo gracias a esos detalles que comentaba líneas más arriba.

En cualquier caso, existe una segunda lectura que me parece aún más interesante: que Xiaomi se tome en serio este tipo de productos e incluso ponga en aprietos a Samsung debe ser motivo de alegría. La competencia siempre beneficia a los consumidores. Y esto no es una excepción. Que Samsung tenga a rivales como Xiaomi u Oppo presionando hará que todos, entre ellos, pisen el acelerador en busca de soluciones para esos inconvenientes que aún tienen este tipo de teléfonos o, simplemente, para llevar el concepto aún más allá.

Deja un comentario

Participa en la conversación, deja tu comentario