No hay duda; los plegables levantan interés. Prueba de ello son las apuestas de cada vez más fabricantes por anunciar dispositivos con paneles flexibles y los avances en cuanto a formato, diseño y pantalla, como los que incluye el Oppo Find N y su inexistente arruga. Sin olvidar, además, el éxito de dos de los plegables más populares del mercado, los Galaxy Z Fold 3 y Galaxy Z Fip 3. Precisamente, este éxito es el que quiere incrementar Samsung con su nueva generación de plegables: los Galaxy Z Fold 4 y Galaxy Z Flip 4.

Lo hace, además, ofreciendo importantes novedades y mejorando muchos de los puntos flacos de sus antecesores; dos móviles que, si bien destacan por sus pantallas, no siempre han estado a la altura de otros móviles convencionales en aspectos como la autonomía o la fotografía.

Los Samsung Galaxy Z Fold 4 y Z Flip 4 ahora son más potentes gracias a lo último de Qualcomm, tienen más batería en el caso del Flip, sus cámaras son todavía mejores y añaden nuevas prestaciones a nivel de software para aprovechar al máximo las posibilidades que ofrecen sus pantallas flexibles.

A nivel físico, además, hay algunos cambios: reducción leve de marcos, un menor peso en el Galazy Z Fold 4 y una estética levemente refinada en el caso del Galaxy Z Flip 4. Samsung, no obstante, parece haberse olvidado de algunos cambios. Precisamente, de los cambios que más esperábamos.

Más potentes, con más batería y con mejores cámaras

Samsung, reiteramos, ha mejorado algunos de los puntos en los que los Galaxy Z Fold 3 y Galaxy Z Flip 3 flojeaban. Uno de ellos: la cámara. Ambos terminales cuentan con sensores más luminosos. En el caso del Galaxy Z Fold 4, este capta hasta un 23 % más de luz. En el Z Flip 4, según la compañía, hasta un 65 %. A falta de probarlo en profundidad es, sin duda, un gran cambio.

No debemos olvidar, además, que los plegables cuentan con características adicionales que hacen que el apartado fotográfico sea mucho más versátil. Por ejemplo, es posible grabar vídeo con las cámaras traseras del Z Flip 4 y obtener una vista previa a través de la pantalla exterior, o hacer Reels directamente desde la app de cámara, aprovechando que podemos doblar el smartphone en un ángulo de 90 grados y colocarlo en una superficie plana.

El Samsung Galaxy Z Fold 4, por su parte, ahora cuenta con una triple cámara con un sensor principal de 50 megapíxeles, uno secundario ultra gran angular de 12 megapíxeles, y otro teleobjetivo capaz de alcanzar un zoom óptico de 3 aumentos y un digital de hasta 30 aumentos. De nuevo, con funciones adicionales gracias a su pantalla exterior, como la posibilidad de obtener una vista previa de lo que está capturando la cámara.

Samsung Galaxy Z Flip 4: características

Características del Samsung Galaxy Z Flip 4
Pantalla principalDynamic AMOLED de 6,7" FHD+ (2640 × 1080 píxeles), tasa de refresco de adaptativa de 120 Hz.
Pantalla externaSuper AMOLED de 1,9" (260 x 512 píxeles).
Dimensiones71,9 × 84,9 × 17,1 mm plegado, 71,9 × 165,2 × 6,9 mm desplegado.
Peso187 gramos.
Cámara traseraPrincipal de 12 MP (Píxel Dual AF; OIS; f/1,8; tamaño del píxel: 1,8 μm; FOV: 83°).
Ultra gran angular de 12 MP (f/2.2; tamaño del píxel: 1,12 μm; FOV: 123°).
Cámara frontal10 MP (f/2.4, 1,22 μm; FOV: 80°).
ProcesadorSnapdragon 8+ Gen 1.
Memoria8 GB de RAM / 512 GB de almacenamiento.
8 GB de RAM / 256 GB de almacenamiento.
8 GB de RAM / 128 GB de almacenamiento.
BateríaBatería dual de 3.700 mAh con soporte para carga ultrarápida (requiera adaptador de 25 W o superior) y carga inalámbrica.
Resistencia al aguaIPX8.
Sistema operativoAndroid 12 con One UI 4.1.1
Conectividad5G, LTE, Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac/ax, Bluetooth 5.2
SIMNano-SIM y eSIM.
Samsung Galaxy Z Flip 4

Otra de las mejoras la vemos en la batería. Específicamente, en la del Galaxy Z Flip 4. Samsung ha pasado de una batería de 3.200 mAh en el caso del Z Flip 3 a incluir una de 3,700 mAh. Un paso hacia delante que trata de solventar una de las mayores carencias del modelo anterior.

Todo ello, además, con una carga rápida de 25W y una carga inalámbrica de hasta 15W. Como sucede con la cámara, es un área en el que, para comprobar mejoras, es necesario probarlo en profundidad. No obstante, el incremento de la capacidad, así como las supuestas mejoras de optimización de su procesador, ya sugieren una mejora importante.

Y hablando del procesador. Samsung ha optado por incluir el modelo más reciente —y también el más potente— de la americana Qualcomm. Es, en concreto, el Snapdragon 8+ Gen. 1, una versión vitaminada del Snapdragon 8 de primera generación que, según los datos de la compañía, es hasta un 15 % más eficiente y hasta un 10 % más potente en cuanto a rendimiento gráfico.

Los Samsung Galaxy Z Fold 4 y Z Flip 4 mejoran en todo, menos en lo que esperábamos

Hay otros apartados en los que Samsung no ha tocado prácticamente nada. Las pantallas, por ejemplo, mantienen la misma diagonal, tecnología y resolución. Esto quiere decir que continuamos con tasas de refresco de 120 Hz, tecnología AMOLED, densidad de píxeles equivalente, etc. No son las pantallas más avanzadas –ese galardón va para el S22 Ultra y el iPhone 13 Pro–, pero ofrecen una buena experiencia.

En el diseño, sin embargo, el escaso avance sí pasa más factura.El Galaxy Z Fold 4 es más ligero y un poco más compacto, pues sus marcos se han reducido un poco. La pantalla exterior, además, tiene un formato un poco más ancho, aunque lo cierto es que no hay una gran diferencia respecto al Z Fold 3 en la mano. Sigue siendo estrecha en comparación con otros móviles convencionales y algo incómoda al utilizarla, sobre todo, para escribir o navegar por la interfaz. Por otro lado, la compañía asegura que su pantalla interior es más resistente a daños externos gracias a una "estructura de capas optimizadas".

El problema es que, en mano, el Samsung Galaxy Z Fold 4 continúa dando la misma sensación que me dio el Galaxy Z Fold 3. Es decir: un móvil que transmite más fragilidad que un móvil convencional, con un grosor considerable cuando la pantalla está completamente plegada y con ciertos detalles pendientes de refinar. Esto es algo que podríamos aceptar en las primeras generaciones, pero no en la cuarta. Sobre todo, teniendo en cuenta que hay smartphones de su competencia con soluciones más acertadas —el Oppo Find N es el ejemplo perfecto—.

Características del Galaxy Z Fold 4

CaracterísticaSamsung Galaxy Z Fold 4
Pantalla principalQXGA+ de 7,6 pulgadas
Dynamic AMOLED 2X
Pantalla Infinity Flex (2176 × 1812, 21.6:18)
Tasa de refresco adaptativa de 120 Hz (1∼120 Hz)
Pantalla exteriorHD+ de 6,2 pulgadas
Pantalla Dynamic AMOLED 2X 
(2316 × 904, 23.1:9)
Tasa de refresco adaptativa de 120 Hz (48∼120Hz)
Dimensiones plegado67,1 × 155,1 × 15,8 mm (bisagra) ∼ 14,2 mm (arqueada)
Dimensiones desplegado130,1 × 155,1 × 6,3 mm
Peso263 gramos
Cámara frontalSensor de 10 MP; objetivo de apertura f/2,2; tamaño del píxel: 1,22 μm; FOV: 85°
Cámara debajo de la pantallaSensor de 4 MP; objetivo de apertura f/1,8; tamaño del píxel: 2,0 μm; FOV: 80º
Cámara ultra gran angularSensor de 12 MP; objetivo de apertura f/2,2; tamaño del píxel: 1,12 μm; FOV: 123°
Cámara gran angularSensor de 50 MP; Píxel dual AF; OIS; objetivo de apertura f/1,8; tamaño del píxel: 1,0 μm; FOV: 85°
Cámara teleobjetivo (3X óptico)Sensor de 10 MP; PDAF; objetivo de apertura f/2,4; OIS; tamaño del píxel: 1,0 μm; FOV: 36º
ProcesadorSnapdragon 8 Gen 1+
Batería4.400 mAh
Carga25W por cable, compatible también con carga inalámbrica y carga inversa
Resistencia al aguaIPX8
Conectividad5G, Wi-Fi 6E, Bluetooth 5.2, eSIM, dualSIM, USB-C, GPS, etc.
BiometríaLector de huellas en el lateral

Samsung tampoco ha mejorado la estética del panel interior flexible de ambos smartphones. Tanto el Galaxy Z Fold 4 como el Galaxy Z Flip 4 mantienen esa ligera arruga bajo la bisagra cuando sus pantallas están completamente desplegadas. De nuevo, es algo que smartphones de la competencia, como el Find N, de Oppo, resuelven mejor, y que Samsung debería haber refinado después de tantas generaciones.

La compañía, además, mantiene ese pequeño hueco entre pantallas cuando los terminales están plegados, pues el diseño de la bisagra evita que se cierren completamente. Es una forma de prevenir las marcas en el panel a lo largo del tiempo, pero también hace que su grosor incremente y parezca menos refinado a la vista. Samsung debería haber buscado una solución que permita prevenir daños adicionales en el panel y, a su vez, ofrezca la posibilidad de doblar completamente el terminal.

Los Galaxy Z Fold 4 y Z Flip 4, por tanto, siguen siendo dos de los smartphones más avanzados del mercado en cuanto a especificaciones y, a falta de probar ambos en profundidad, pueden resultar una opción atractiva para aquellos usuarios que buscan productividad. Pero eso sí: Samsung ha perdido la oportunidad de hacer que ambos modelos evolucionen aún más como plegables.

Deja un comentario

Deja tu comentario