En un intento por evitar la fuga de más anunciantes, Elon Musk prometió que implementará un nuevo sistema para asegurar que la publicidad no se despliegue junto a cuentas extremistas. Tras conocerse que los anuncios de Uber, Amazon y otras empresas aparecieron en perfiles de supremacistas blancos, Twitter confirmó que habrá cambios. La red social habilitará nuevos controles que evitarán que la publicidad aparezca encima o debajo de ciertos tweets.

De acuerdo con Reuters, Twitter envió un correo a los anunciantes este jueves avisando los cambios. La empresa dijo que los controles permitirán a las empresas elegir palabras clave para no mostrar los anuncios. Si un usuario utiliza esta palabra en el cuerpo del tweet, el anuncio no aparecerá, por lo que se evitarán nuevos conflictos como el ocurrido esta semana.

Twitter también mencionó que está considerando contratar a los moderadores de contenido. En una llamada con un grupo de la industria de la publicidad, un representante de la compañía liderada por Elon Musk mencionó las ventajas de contar con moderadores. Según Twitter, los moderadores de contenido internos permitirían a la plataforma invertir más en la moderación de tweets en otros idiomas.

Con estos cambios, la empresa busca convencer a los anunciantes que continúen invirtiendo en Twitter. Desde la llegada de Elon Musk, la red social perdió a 50 de los 100 anunciantes más importantes. Mientras que algunas compañías como Coca-Cola, Nestlé o Chanel hicieron una retirada silenciosa, otras como Ford, Chevrolet o Novartis cerraron el grifo este año.

Twitter no quiere perder a más anunciantes como Apple o Coca Cola

El caso más reciente que prendió focos rojos en la empresa fue la partida de Apple. A finales de noviembre, Elon Musk acusó a los de Cupertino de censura y de un intento por retirar Twitter de la App Store. Tras estas aseveraciones se escondía un berrinche del magnate, quien en un tweet avisaba que Apple había retirado su inversión en anuncios.

La decisión «calentó» a Elon y no fue para menos, ya que Apple fue la compañía que más gastó en publicidad durante el primer trimestre de 2022. Tras una reunión con Tim Cook en el Apple Park efectuada horas después de los ataques, Elon Musk confirmó que el malentendido había sido resuelto. Pese a ello, el dueño de Twitter no ofreció detalles sobre los acuerdos alcanzados en esa visita.

Aunque la libertad de expresión es el estandarte de Elon Musk en su nueva etapa como dueño de Twitter, esta estrategia le está causando más dolores de cabeza que beneficios. Mientras el magnate restaura cuentas suspendidas — incluida la de Donald Trump —, los anunciantes se van porque no existen garantías de que la publicidad no aparecerá junto a tweets de acoso o discurso de odio.

Ante el éxodo, Elon busca desarrollar estrategias para convencerlos. Una de ellas es ofrecer incentivos, como el doble de anuncios por el mismo precio. La publicidad es vital para Twitter, ya que según el último informe anual, representa el 90% de los 5.100 millones de dólares de sus ingresos.

Deja un comentario

Deja tu comentario