Elon Musk no está dispuesto a descansar de una sola polémica tras adquirir Twitter. En su última diatriba en la red social, el ejecutivo ha cargado con duras opiniones en contra de Apple. Además de secundar los comentarios de Epic Games al definir a los de Cupertino como un monopolio comparable al de IBM en los 80s, la acusa de censurar a sus clientes de forma constante. Y no es la primera vez que le da la razón a los creadores de Fortnite.

¿Dónde comenzó todo? Recientemente, Elon Musk publicó un tweet donde se preguntaba por qué la compañía, según sus palabras, «ha dejado de anunciarse en Twitter». «¿Acaso odian la libertad de expresión en Estados Unidos?», finaliza el ejecutivo. En las publicaciones, de hecho, mencionó directamente a Tim Cook, CEO de Apple.

Al momento de publicar esto, Tim Cook no ha respondido a los cuestionamientos de Musk. No obstante, otros usuarios sí que lo hicieron, como LBRY —una red de intercambio de archivos y pagos basada en la blockchain—. En su respuesta a Elon Musk, la compañía asegura lo siguiente:

Durante la pandemia de Covid, Apple exigió que nuestras aplicaciones filtraran algunos términos de búsqueda para que no fueran devueltos. Si no filtrábamos los términos, nuestras aplicaciones no podían entrar en la tienda.

Puede que Apple haga buenos productos, pero hace tiempo que se opone a la libertad de expresión.

LBRY procede a explicar que Apple, supuestamente, rechazó cualquier cosa relacionada a la COVID-19, «incluyendo vacunas y origen humano del virus». Según comenta, las compañías se vieron obligadas a elaborar listas de distintos términos que no debían aparecer en los resultados, pero solo para los dispositivos desarrollados por Cupertino.

Un caso clásico de Elon Musk: creando fantasmas donde no los hay

Elon Musk, Twitter, SpaceX

Al final, este fue el catalizador para Musk. «¿A quién más ha censurado Apple?», preguntó en otro tweet. Como suele ocurrir con el ejecutivo, escaló las cosas a tal punto de crear una bomba dentro de su perfil. Una bomba que, ya sabíamos, venía relacionada a los rumores de que Apple y Google podrían eliminar Twitter de sus tiendas de aplicaciones. «Rumores» originados por los seguidores de Musk, dado que ninguna de estas compañías ha mencionado absolutamente nada al respecto, al menos no de forma pública.

Google y Apple tienen claras reglas en contra de apps que inciten el lenguaje de odio en sus tiendas —motivo que las llevó a vetar Parler, la alternativa ultraderechista de Twitter—. Eso sí, desde ya asegura que, en caso de que esto suceda, está decidido a lanzar su propio móvil donde los usuarios sí puedan usar Twitter. Porque aparentemente es más fácil lanzar toda una línea de smartphones que controlar el lenguaje de odio en tu red social.

El verdadero motivo del enfado de Elon Musk con Apple

Es evidente que el principal motivo del enfado de Elon Musk con Apple está relacionado con la comisión del 30% de la App Store. ¿Por qué le incumbe? Porque Twitter Blue, la suscripción de su plataforma, costará $8 dólares al mes. A esta cantidad se le debe reducir el mencionado impuesto por ser un pago recurrente. Por lo tanto, lo que sucede aquí es Musk simplemente no quiere llenarle los bolsillos a Apple. Menos aún cuando Twitter está tan necesitada de generar ingresos tan pronto como sea posible.

Curiosamente, el nuevo Twitter Blue volverá a estar disponible esta semana tras el fiasco inicial, así que el timing de sus declaraciones no es ninguna coincidencia.

¿Cuánto durará esta última rabieta de Elon Musk? No tenemos ni idea. Eso sí, si hay algo que es seguro, es que durante el tiempo que se extienda el ejecutivo se asegurará de preparar el circo para sus más fieles seguidores.

Participa en la conversación

3 Comentarios

Participa en la conversación, deja tu comentario