Las gafas de realidad virtual y realidad aumentada de Apple, también conocidas como Apple Glasses, llegarán un poco más tarde de lo previsto debido a “problemas relacionados con el software”. Al menos, así lo sugiere el popular filtrador Ming-Chi Kuo, quien ha dicho en un tweet que la compañía de Cupertino no comenzará a enviar este producto de forma masiva hasta la segunda mitad de 2023.

Anteriores rumores, recordemos, situaban el envío de las Apple Glasses durante el segundo trimestre de 2023. Es decir, durante los meses de abril a junio; época en la que, además, Apple suele realizar la WWDC, su conferencia para desarrolladores. Ahora, y según las nuevas estimaciones de Kuo, el envío de componentes a las fábricas para el ensamblaje de las gafas de realidad virtual y aumentada no se realizará hasta la primera mitad de 2023 o el segundo trimestre de ese mismo año, por lo que el envío final del producto podría no realizarse hasta finales de 2023.

No está claro, eso sí, si Apple retrasará el anuncio de las Apple Glass, previsto para principios del próximo año. No debemos olvidar que una de las estrategias que podría seguir la compañía es la de revelar todos los detalles de este visor incluso meses antes de que se ponga a la venta. Así, Apple evitaría que las posibles filtraciones de funciones y características estropearan la sorpresa del anuncio. Es algo que, de hecho, ya han hecho con otros dispositivos, como el primer Apple Watch.

Las Apple Glass tienen problemas de software

Logo de Apple Glass | WWDC 2022

Lamentablemente, Kuo no ha especificado de qué se tratan esos problemas de software que están causando un lanzamiento tardío de las Apple Glasses. No obstante, es probable que se refiera a inconvenientes con realityOS, el supuesto sistema operativo que podrían incluir estas gafas de realidad mixta.

En cualquier caso, no es la primera vez que Apple se enfrenta a complicaciones en el desarrollo de este visor. La compañía también ha tenido problemas legislativos y de distribución en algunos mercados a causa de las lentes que incluirían las gafas. Por no hablar de los múltiples problemas de suministros que también están afectando al resto de productos de la marca.

Todos estos inconvenientes podrían reflejarse en el número de envíos durante la fase inicial de su lanzamiento. Según Kuo, la distribución de las Apple Glasses será inferior a 500.000 unidades. Es, en concreto, una cantidad muy por debajo de las 800 mil y 1.2 millones de unidades que se barajaban en un primer momento.

Deja un comentario

Participa en la conversación, deja tu comentario