Hacer que las conversaciones privadas sean realmente privadas. Ese es uno de los nuevos objetivos que Elon Musk ha establecido a nivel interno en Twitter, la red social que adquirió a finales de octubre. El ejecutivo se había pronunciado públicamente al respecto en alguna ocasión, pero ha sido ahora, en una presentación interna, cuando ha confirmado su intención de hacer que las comunicaciones de Twitter estén cifradas de punto a punto.

“Queremos que los usuarios puedan comunicarse sin preocuparse por su privacidad, sin preocuparse por una brecha de datos en Twitter que provoque que todos sus mensajes directos lleguen a la web o piensen que tal vez alguien en Twitter podría estar espiando sus mensajes directos”, dijo el magnate. "Debería darse el caso de que no pueda mirar los DM de nadie si alguien me ha puesto una pistola en la cabeza", continuó.

Para alcanzar este objetivo, según informa The Verge, Elon Musk se apoyará en el creador de Signal. "Irónicamente, Moxie Marlinspike trabajó en Twitter y quiso implementar los mensajes directos cifrados hace varios años, pero se le negó y entonces decidió crear Signal", afirmó el ejecutivo durante la reunión interna en la que explicó en qué consiste "Twitter 2.0", su visión para la compañía. El creador de Signal, por cierto, también ayudó a WhatsApp a implementar su sistema de cifrado de punto a punto.

En paralelo, Elon Musk aseguró querer ofrecer la posibilidad de realizar llamadas de voz y vídeo a través de la aplicación (también de forma cifrada). La idea es poder mantener una conversación con cualquier persona sin tener que dar tu número de teléfono u otro dato personal más allá del usuario de Twitter.

¿Pero Twitter no cifraba los mensajes?

Sí, Twitter cifra las conversaciones mientras están en tránsito –desde que salen de tu teléfono hasta que llegan al servidor, y viceversa–. También cifra los datos que están almacenados en los servidores de la compañía. El problema es que, teóricamente, Twitter podría descifrar dichos mensajes, pues tiene las llaves necesarias para ello en su poder.

Para evitar esta opción, muchas plataformas ofrecen cifrado de punto a punto. Esta técnica implica que solo el emisor y el receptor del mensaje tienen las llaves necesarias para descifrar los mensajes. De esta forma, ni Twitter ni ningún actor malintencionado podría leer los mensajes enviados o recibidos por una persona.

WhatsApp, iMessage y Signal, entre otras plataformas, ofrecen este tipo de cifrado por defecto. Telegram también lo ofrece, aunque no de forma predeterminada. Solo los denominados "chats secretos" están cifrados de punto a punto en dicho servicio.

Logo de WeChat

Rumbo a las "superapps"

Elon Musk ha dejado entrever en más de una ocasión que le gustaría hacer de Twitter una "superapp", un concepto utilizado para referirse a aplicaciones como WeChat. La idea es que, desde la aplicación que usas para comunicarte con otras personas puedas hacer muchas otras cosas: ver vídeos, leer noticias que te interesan, pedir un taxi, realizar pagos a otras personas o comercios, etc.

Implementar un cifrado de punto a punto sería uno de los primeros pasos en esa dirección. Y es que, si quieres que las personas utilicen tu plataforma para comunicarse libremente, garantizar la privacidad es algo fundamental. Más aún si otras empresas rivales ya lo hacen.

Deja un comentario

Deja tu comentario