El plan barato y con anuncios de Netflix es una realidad, y la compañía trabaja para tenerlo listo —al menos en ciertos mercados— para el último trimestre de este año, con miras a un lanzamiento global en 2023. La plataforma de streaming ha elegido a Microsoft como el aliado que proveerá la tecnología para mostrar publicidades en sus películas y series, pero todavía falta conocer cuáles serán las marcas que volcarán su dinero en la plataforma para anunciar sus productos y servicios. Lo que sí parece estar claro es que deberán contar con un abultado presupuesto de marketing.

Según un reciente informe de The Wall Street Journal, publicitar en el plan económico de Netflix no será precisamente barato. Basándose en datos provistos por potenciales anunciantes, indica que la intención de la compañía es cobrar unos 65 dólares cada vez que un anuncio se muestre a 1.000 espectadores (CPM, o coste por mil). Sin embargo, el deseo a futuro sería incrementarlo a $80, aprovechando la posibilidad de segmentar su alcance a audiencias específicas.

Por sí solos estos números pueden no decir demasiado, pero los involucrados en esta historia aseguran que se trata de cifras que se encuentran bastante por encima de lo que piden plataformas de streaming rivales.

Las fuentes de WSJ mencionaron que, si bien les sorprendieron los precios de Netflix por tratarse de una propuesta aún no probada, no se trata de un comportamiento inusual en la industria publicitaria. Remarcaron que muchas compañías que lanzan propuestas de este tipo suelen hacerlo con precios altos, para después negociar a la baja.

Netflix busca darle forma a la estrategia comercial de su suscripción con anuncios

Exterior de las oficinas de Netflix con el logo en la fachada

De todas formas, la monetización del plan barato y con publicidades no estaría pensada para que los potenciales anunciantes gasten sin control. Netflix establecería un tope de 20 millones de dólares como el máximo que cada marca podría gastar al año para promocionarse en la plataforma. De esta forma, buscarían evitar que ciertas compañías inunden el servicio con sus anuncios.

En cuanto a la distribución del contenido publicitario, Netflix pretendería mostrar no más de 4 minutos por hora de programación. Los anuncios que la plataforma vendería serían de 15 o 30 segundos de duración, y se colocarían antes y durante la reproducción de la película o serie seleccionada por los usuarios.

En cuanto al direccionamiento de las publicidades, la plataforma ofrecería distintas posibilidades, aunque no serían demasiado variadas. Entre ellas:

  • Mostrar ciertas marcas a quienes reproducen títulos que se encuentran en el Top 10 de un país.
  • Dirigir los anuncios a producciones de géneros específicos (drama, comedia, suspenso, etc.).
  • Limitar comerciales determinados a países específicos.

¿El plan barato se lanza en noviembre?

Netflix

Quienes estén interesados en mostrar sus anuncios en el plan barato de Netflix, aparentemente deben decidirse rápido. Según The Wall Street Journal, la plataforma de streaming quiere que los anunciantes se comprometan a publicitar durante todo un año, y que completen el pedido para fines de septiembre pagando por adelantado. Así, apostaría a contar con una carpeta comercial contundente antes del lanzamiento de su suscripción con anuncios. ¿Cuándo estará disponible? Aún no se sabe. Pero algunos anunciantes dicen que la propia plataforma les confió que sería el 1 de noviembre, como fecha más temprana.

Desde la perspectiva de los usuarios finales, todavía falta mucho por conocer sobre el nuevo plan de Netflix con anuncios. La empresa aún no ha confirmado su precio, aunque se estima que estaría entre 7 y 9 dólares por mes. También se espera por respuestas en torno a algunos interrogantes que ya han generado polémica entre el público, especialmente en torno a la disponibilidad de contenido y a la aparente imposibilidad de descargarlo para reproducirlo sin conexión.

Deja un comentario

Deja tu comentario