Hace casi un año desde que Honor volvió a Europa como marca independiente a Huawei, compañía que continúa afectada a causa de las restricciones de Estados Unidos. La firma asiática lo hizo, principalmente, con el Honor 50; un móvil que todavía guardaba la esencia de Huawei, pero manteniendo sus puntos diferenciales, como su precio económico y la posibilidad de descargar aplicaciones a través de Google Play Store. Ahora, y después de un Honor 60 que decidió no aterrizar globalmente, la compañía ha lanzado el Honor 70, que mantiene las prestaciones más destacables de sus antecesores, pero con características más actualizadas. 

El Honor 70, por tanto, destaca por su diseño. También por su pantalla, así como por su cámara. Sin dejar de lado, eso sí, el rendimiento o la autonomía. El smartphone, en concreto, cuenta con un Snapdragon 778G Plus y tiene una batería de 4800 mAh. Son, de hecho, características muy similares a las que nos encontramos en muchos de los móviles que se sitúa sobre los 500 euros. Precio al que, precisamente, se puede adquirir este nuevo smartphone de Honor. 

Pero, ¿son estos puntos suficientes para competir con el resto de smartphones de su competencia? Como, por ejemplo, ¿el Nothing Phone (1), el Xiaomi 12X o el ya rebajado Google Pixel 6?

El Honor 70 lo apuesta todo al diseño, también a la pantalla

Honor 70 Pantalla

Una de las áreas más destacables de este Honor 70, reiteramos, es su diseño. Es, de hecho, algo diferente a los terminales que encontramos por este precio, los cuales apuestan por una estética más neutra –a excepción del llamativo Nothing Phone (1)—, donde la parte posterior tiene un acabado mate y el módulo fotográfico, si bien es pronunciado debido al tamaño de los sensores, es más sutil. Honor, en cambio, va por una dirección totalmente contraria. 

El Honor 70 tiene una parte trasera brillante, muy brillante. Es especialmente llamativa, pues uno de los acabados —el que hemos tenido la oportunidad de probar, y el que la firma ha bautizado como Crystal Silver— imita prácticamente el efecto que se consigue cuando un diamante refleja con la luz. De hecho, Honor ha imitado esa forma geométrica, y lo hace en combinación con unos marcos en un tono dorado, y un doble módulo fotográfico redondeado. 

Personalmente, soy muy fan de los móviles con un acabado mate y un diseño no tan pronunciado y, por suerte, Honor también tiene algunas variantes de color más sutiles para aquellos que prefieran un diseño menos ostentoso. La parte posterior, eso sí, se complementa con un frontal muy bien estructurado. La parte delantera, en concreto, tiene unos biseles bastante delgados y son, además, simétricos. Es decir, tanto el marco inferior como el superior tienen las mismas dimensiones. La pantalla, además, está ligeramente curvada en los bordes, lo que hace que el terminal se vea mucho más elegante y delgado. Y hablando de delgadez, el Honor 70 apenas tiene 7,91 mm de grosor y pesa unos 180 gramos.

Honor mantiene la doble curvatura en la pantalla

Honor 70

El frontal del Honor 70 también destaca por su pantalla. Se trata de un panel OLED de 6,67 pulgadas que cuenta, además, con una resolución Full HD+ y una tasa de refresco de 120 Hz. Ofrece, en líneas generales, una calidad notable, con colores muy bien calibrados y un brillo que permite visualizar correctamente el contenido incluso en exteriores. Los 120 Hz, además, ofrecen un plus a la hora de navegar por la interfaz y hacen que la experiencia sea mucho más completa. 

Ahora bien, la curvatura en la pantalla, si bien hace que el diseño sea mucho más llamativo, repercute negativamente no solo en la visualización, sino también a la hora de interactuar con el contenido. Dependiendo de cómo sostengamos el dispositivo, es común ver cómo pulsamos sin querer en algunos elementos de la interfaz. La doble curvatura, además, crea un efecto sombreado que se aprecia, sobre todo, en aquellos momentos donde el panel está reproduciendo tonos blancos. 

Rendimiento y autonomía: lo último de Qualcomm para la gama media con algnua que otra ausencia

Honor 70

Honor ha apostado por el que es, actualmente, uno de los procesadores más equilibrados del mercado, el Snapdragon 778G Plus. Se trata de una versión vitaminada del Snapdragon 778G que Qualcomm anunció el año pasado, y que mejora, principalmente, en eficiencia e incluye, además, la posibilidad de que los fabricantes compatibilicen sus smartphones con la carga inalámbrica.

En este Honor 70, el Snapdragon 778G Plus, así como sus 8 GB de memoria RAM, hacen un muy buen trabajo, consiguiendo que el terminal se mueva con total fluidez incluso en tareas medianamente exigentes y sin que el terminal se sobrecaliente en exceso. A esto, además, debemos sumarle la batería de 4.800 mAh, capacidad que permite llegar al final del día con, aproximadamente, un 20 % y, además, sin necesidad de limitar la frecuencia de actualización de la pantalla. 

El Honor 70, por otro lado, cuenta con una carga rápida de hasta 66W que permite cargar aproximadamente un 50 % de la batería en unos 15 minutos. Honor, eso sí, se ha olvidado de un pequeño detalle: la carga inalámbrica. No es común ver esta característica en smartphones de 500 euros, pero hasta ahora no teníamos un procesador enfocado a la gama media que permitiera la posibilidad de suministrar batería a través de una base de carga con tecnología Qi. Esto, no obstante, no es motivo por descartar este terminal. 

Así rinden las cámaras del nuevo smartphone de Honor

Honor 70

El Honor 70, además de por su diseño, también destaca por su apartado fotográfico. El terminal, en concreto, cuenta con una triple lente en la que el protagonista es el sensor principal, un Sony IMX800 de 54 megapíxeles que, según la propia compañía, es capaz de ofrecer resultados más luminosos en diferentes situaciones. Le acompaña, además, una cámara ultra gran angular de 50 megapíxeles, así como un sensor macro de 2 megapíxeles. Honor, por otro lado, ha incluido diferentes extras para potenciar el apartado fotográfico, como algunos modos enfocados a vídeo o un procesado potenciado llamado Image Engine. 

Todas estas especificaciones se traducen en un apartado fotográfico correcto, con buenos resultados cuando hay buena iluminación y un detalle más que decente. En escenas contrastadas, el teléfono tiende a bajar la exposición para no quemar las zonas más luminosas, pero, en ocasiones, eso se traduce también en una excesiva oscuridad en las sombras. Por otro lado, y cuando hay buena iluminación, la cámara tiende a saturar los colores más intensos, como los verdes de las plantas. 

Los resultados de la cámara ultra gran angular, que tiene una resolución de hasta 50 megapíxeles, no difieren mucho de la cámara principal. De hecho, mantienen un buen detalle y una exposición prácticamente excelente, con unos colores, además, más naturales. El hecho de que sea una lente con un ángulo más abierto, no obstante, hace que las zonas de los cantos se vean ligeramente borrosas. El Honor 70 también cuenta con una cámara macro de 2 megapíxeles, la cual permite capturar imágenes a una distancia aproximada de unos 4 centímetros con resultados decentes. 

Honor, por otro lado, ha incluido algunos modos interesantes para potenciar la grabación de vídeo. Uno de ellos, bautizado como ‘Solo cut’, permite enfocar de forma permanente a un sujeto mientras la cámara gran angular continúa grabando el resto del entorno. Otro modo, llamado ‘Vídeo dual’, permite grabar de forma simultánea con la cámara frontal y trasera. 

¿Merece la pena el Honor 70?

Honor 70

El Honor 70, disponible por 549 euros en su versión de 8 GB de RAM y 128 GB de memoria interna, así como por 600 euros para la variante con 8 GB + 256 GB es, sin duda, uno de los smartphones más equilibrados del cada vez más amplio catálogo de Honor en Europa. Ahora bien, ¿está realmente a la altura de su competencia?

El smartphone de Honor tiene varios puntos fuertes para hacer frente al resto de modelos disponibles por aproximadamente 500 euros. Uno de ellos, por supuesto, es su aspecto. El Honor 70 no solo ofrece una estética algo diferente, con unos acabados brillantes y ese doble módulo fotográfico. Es, además, algo más fino y ligero que otros smartphones.

Su cámara, por otro lado, también es realmente interesante. No solo en cuanto a resultados, sino en cuanto a modos para la grabación de vídeo. Todo ello, además, sin dejar de lado el rendimiento, esa buena duración de la batería o su brillante y fluida pantalla.

Es, por tanto, una opción interesante para aquellos usuarios que busquen un smartphone bonito, poco pesado y delgado, y que ofrezca un equilibrio en el resto de sus áreas. No obstante, debemos tener en cuenta que por este precio hay alternativas muy tentadoras. La que, en mi opinión, es más interesante, es el Google Pixel 6, cuyo precio se sitúa actualmente sobre los 500 euros y que, si bien no destaca en diseño, sí ofrece un apartado fotográfico mucho más avanzado, así como un software más limpio y funciones extra que este Honor 70 no tiene, como la carga inalámbrica. El Noting Phone (1), que además tiene el mismo SoC y también destaca por su diferencial diseño, también podría resultar otra opción interesante.

Deja un comentario

Deja tu comentario