Desde sus primeras escenas, La Casa del Dragón, que puedes ver en HBO Max, lo dejó claro. La serie contará una historia en la que la presencia de los dragones será fundamental. En Juego de Tronos, las magníficas bestias míticas de Daenerys Targaryen fueron elementos a la periferia. Pero en su precuela, son esenciales para comprender el sentido del poder y el dominio de la casa reinante sobre el resto del continente

En la mitología creada por George R.R. Martin, los dragones tienen una larga y distinguida historia, que, de alguna forma, puntualiza los cambios políticos en Poniente. También forman parte de la percepción de la magia, lo asombroso y tenebroso. Elementos cruciales para profundizar en cómo se disputa el poder. En particular, el ascenso al Trono de Hierro de un candidato u otro. Después de todo, lo sobrenatural es parte esencial de la saga de Canción de Hielo y Fuego

La Casa del Dragón tendrá por protagonistas a las grandes criaturas que asolaron el continente por siglos. La dinastía Targaryen hizo uso del poder del fuego para someter a los Siete Reinos. Sin embargo, tras la guerra civil que asoló a la familia y destrozó su legado, los dragones terminaron por desaparecer. Eso hasta que la última miembro de la larga línea de reyes y reinas logró traer de vuelta la magia al continente. Hasta entonces, la idea de los dragones se había convertido en un mito o, al menos, en una leyenda oscura en Poniente

La precuela de Juego de Tronos muestra la plenitud del reinado de los dragones. También, la importancia considerable que para los Targaryen tuvo el vínculo que les unía a las criaturas. Te contamos todo lo que debes saber de estas superpresencias, convertidas en semidioses salvajes en un escenario de intrigas palaciegas. 

La Casa del Dragón es la nueva serie del universo de Juego de Tronos

Los dragones como herencia familiar 

Según la obra de Martin, y de la misma forma que en numeroso grupo de obras de fantasía, los dragones son criaturas mágicas. Lo que equivale a decir que su presencia acentúa fuerzas o poderes portentosos. Esto podría explicar que la mayoría de los miembros de la casa Targaryen puedan predecir el futuro a través de sueños premonitorios. También, su acentuada creencia en mitos, símbolos y sucesos mágicos de toda índole. 

En la ficticia Poniente, los dragones, además, parecen estar relacionados directamente con las estaciones. Según se deja entrever en varios puntos de la saga literaria, los cambios geográficos y atmosféricos del continente están vinculados con su extinción. 

Lo que podría explicar — al menos de forma especulativa — por qué la presencia de los tres “hijos” de Daenerys hizo resurgir la magia. Además, claro, de provocar la llegada del muy anunciado y temido invierno de décadas de duración. 

Por supuesto, se trata de una fuerza estratégica. Tanto como para que la balanza del poder en Poniente dependa de su presencia. Uno de los puntos más importantes del recorrido de Daenerys — incompleto en los libros, accidentado en la adaptación — por retomar el poder son los dragones. En varios puntos de la historia que la rodea, la herencia familiar del fuego le permitió avanzar, conquistar y triunfar. Una circunstancia que retrotrae a los eventos que rodearon a la llegada de los primeros Targaryen al continente. 

Una historia escrita en piedra y llamas 

Martin escribió una detallada biografía para sus dragones en distintos puntos de su obra y es posible enlazar los datos hasta crear una historia total. Según la saga Canción de Hielo y Fuego, los dragones son originarios del continente de Essos. Poblaban el cordón montañoso de Las Catorce Llamas, que rodeaba a la Península de Valyria. La leyenda no puntualiza sobre su origen específico, pero según Daenerys en el libro Juego de Tronos, Capítulo 23, podrían ser creaciones de pura magia. 

juego de tronos episodios la casa del dragón targaryen hbo max
HBO Max

Los Valyrios fueron los primeros en lograr comprender el comportamiento de los dragones y, en cierta forma, domesticarlos. La eventualidad le permitió al pueblo utilizar el fuego como una sofisticada arma de guerra. Sin embargo, después de la destrucción de la Península, las únicas criaturas supervivientes fueron las pertenecientes a los Targaryen. Para entonces, la poderosa familia vivía en la isla de Rocadragón, que bordeaba las costas de Poniente. 

Tras un siglo de habitar su geografía propia, solo uno de los cinco dragones que habían cruzado el mar junto a los Targaryen sobrevivió. Otras dos bestias nacieron y crecieron al cuidado de la familia. Fueron estas tres criaturas las que permitieron conquistar seis de Los Siete Reinos. Las grandes bestias mágicas— como montura y arma — fueron de definitiva importancia para el control total del territorio.

Los dragones y el poder que nace de la leyenda 

La dinastía de los Targaryen está firmemente relacionada con las bestias de leyenda, con las que se vincularon de manera misteriosa. De hecho, Aegon I fue llamado también “el dragón”. A lomos de Balerion, el más enorme y poderoso de la historia de Poniente no solamente conquistó un continente vasto y levantisco. A la vez, convirtió en costumbre real ir a la grupa de las grandes criaturas como símbolos de “poder y dominio”.

Durante el reinado de Maegor I y Jaehaerys I, los Targaryen construyeron en Desembarco del Rey, el anfiteatro de Pozo Dragón. La intención era que los dragones pudieran reproducirse y crecer de forma segura. Según la narración de Martin, para entonces los Maestres no habían logrado establecer el sexo de los dragones. Algo que corroboró en el libro Juego de Tronos Aemon, último descendiente de la dinastía recluido en el Muro. Según la aseveración del anciano descendiente de los Targaryen, el género de las legendarias criaturas era “ahora uno y ahora el otro, tan cambiantes como la llama”. 

En realidad, en toda la Saga de Canción de Hielo y Fuego, la reproducción de los dragones era un misterio. Quizás por ese motivo, el experimento en Pozo Dragón, aunque en un principio exitoso, terminó por menguar el número de criaturas en el Reino. De su número más alto — diecinueve en total —  finalmente nació una hembra deforme que murió a los pocos meses de su alumbramiento. Para el reinado de Aegon III Targaryen, y luego de la guerra civil que diezmó a la familia, solo quedaron cinco huevos, que jamás llegaron a eclosionar. 

juego de tronos episodios la casa del dragón targaryen hbo max

La desaparición de los dragones en Poniente 

Después de la muerte del último dragón, lograr el nacimiento de una nueva criatura se convirtió en un reto sin resolución para los Targaryen sobrevivientes. Aegon III lo intentó con magia sin resultado alguno. Lo cual demostró que se trataba de un proceso impredecible, cuando no por completo inexplicable.

Por otro lado, Baelor I, "el Bendito", intentó que el prodigio ocurriera mediante devotas oraciones, sin lograr el más mínimo cambio en los crípticos huevos de dragón. El gran incendio en la residencia de verano de los Targaryen, llamado La Tragedia de Refugio Estival, fue producto de un nuevo intento fallido. En la conflagración murieron el rey Aegon V y su hijo Duncan el Pequeño.

Finalmente, solo Daenerys Targaryen logró que tres de los huevos que había heredado pudieran dar origen al nacimiento de nuevos dragones. El suceso ocurrió por medio del sacrificio de la maegi Mirri Maz Duur y al arrojarse ella misma a la pira funeraria de Khal Drogo. Del improvisado y espontáneo sacrificio mágico, el misterioso portento del alumbramiento de las bestias míticas finalmente ocurrió. 

Deja un comentario

Deja tu comentario