La comparación se da de forma natural y el resumen también: Marvel lleva años de ventaja por sobre el Universo Extendido de DC. Mientras el primero parece tener claro cada paso que da, el segundo está en un limbo por causas propias y ajenas; desde el desenfoque de los estudios involucrados, la cancelación de proyectos, los directores seleccionados, hasta problemáticas recientes como los conflictos personales de Ezra Miller. Con base en ese contexto, es evidente: esta narrativa debe reiniciarse. 

Hace poco, David Zaslav, el CEO de Warner Bros Discovery, expuso que la compañía trabaja en un nuevo proyecto de diez años con DC. Teniendo en cuenta que el Universo Cinematográfico de Marvel ya planteó esta estructura, con una grilla en la que sus proyectos tienen una fecha estimada y título (en la mayoría de los casos), la referencia desde la competencia era clara, como si dijeran: “podemos hacer algo similar”. 

El recurso le permitiría a la compañía comunicar cuál es su sentido y cuál es su meta en el mediano y largo plazo, algo clave dentro de la construcción de este tipo de narrativas. Hace poco, debido a la irregular Fase 4, al Universo Cinematográfico de Marvel se le cuestionaba una aparente falta de rumbo. Ante esas interpretaciones, en la Comic-Con de San Diego se reveló la Fase 5 y 6. Fin del debate. Mientras tanto, en Warner Bros Discovery no saben cómo gestionar la situación de Ezra Miller

La riqueza de los personajes
en los cómics de DC

Aunque en cuestión de gustos los debates son infinitos, dentro del público seguidor de los cómics hay una tendencia que reconoce en los cómics de DC a personajes más ricos y complejos en relación con los de Marvel. El ejemplo más claro es Batman, el superhéroe más famoso de todos. Su caso entraña una particularidad: su poder es el conocimiento y el dinero para ejecutarlo; nada de sueros ni habilidades divinas. A eso se suma su entramado de valores y una personalidad que riñe con su pasado de forma constante. 

Joker, The Batman / Universo Cinematográfico de DC

Su figura representa un ideal, el de ser “común” que puede hacer cosas extraordinarias y, aun así, no deja de ser muy humano debido a sus conflictos y fracasos, desde su orfandad hasta sus dificultades sociales y amorosas. En contraposición, Joker. Un villano cruel y que representa todo lo que El Murciélago jamás será: el colorido estrafalario y una escala de valores abrupta, corrompida. No es casualidad que, por separado, sean los proyectos más estables en la actualidad de Warner Bros Discovery, con Robert Pattinson y Joaquin Phoenix siendo protagonistas de ambas historias, respectivamente. 

Junto con esos ejemplos, quizá los más visibles, están los personajes de Watchmen. Hasta la fecha, la adaptación de Zack Snyder estrenada en 2009 es considera como la mejor en clave cinematográfica. Una película que encanta porque los héroes, además de salvar vidas, también se muestran vulnerables ante distintas cuestiones. El amor, el deseo, los miedos, sus vicios. Una variedad de caminos que confluyen en acción, drama, tensión y profundidad filosófica, junto con un lenguaje cinematográfico autoral claro. A estos se pueden sumar opciones como Mujer Maravilla, Superman –quizá el más edulcorado– Harley Quinn, Flash, Lex Luthor, entre otros, con una serie de matices con potencialidad. Entonces, ¿cuál es el escenario? DC cuenta con una base narrativa poderosa sobre la cual avanzar. Pero falta el sentido.

El contexto actual

Warner Bros Discovery está evaluando los distintos proyectos que tiene en desarrollo. La empresa atraviesa una búsqueda de nuevos horizontes y, en ese camino, aparece el Universo Extendido de DC. Uno que, en líneas generales, ha traído más conflictos que aplausos. Bien sea por razones internas, debido a diferencias con los directores, problemáticas como la de Ezra Miller, o el resultado final de las obras.

A esto se suma una reestructuración de la compañía, el plan de diez años sugerido por David Zaslav, a la par que se cancelan proyectos como Batgirl y posibilidades como una película sobre Crisis en las Tierras infinitas. Mientras tanto, producciones como la segunda temporada de Peacemaker y el spinoff sobre El Pingüino presentado en The Batman, siguen en desarrollo. 

Flash (2022), Ezra miller / Universo Cinematográfico de Marvel

El siguiente nudo de toda esta historia está The Flash, una película que, en teoría y visto lo visto en el teaser presentado a finales de 2021, serviría para hacer el reinicio del Universo Extendido de DC. Con base en la capacidad de viajar en el tiempo del personaje y la mezcla de realidades, se activaría una reconstrucción de toda la narrativa. Pero Ezra Miller va de un problema a otro. ¿Qué va a pasar con él dentro del relato? Warner Bros. Discovery estudia tres opciones:

  • Ofrecer ayuda profesional y avanzar con el proyecto, dando acceso limitado a la prensa.
  • Si la ayuda no es aceptada o no funciona, estrenar la película sin mayor evento publicitario. Luego, hacer un nuevo casting para el personaje.
  • Si la situación no mejora, cancelar la película. 

Definir el futuro de este personaje parece esencial dentro de cualquier escenario que se plantee en relación con el Universo Extendido de DC. 

El Universo Extendido de DC
y una oportunidad para crecer

El escenario actual, confuso, errático y bombardeado por distintos factores, no hace fácil la toma de decisiones. Conviene recordar que reiniciar un plan de trabajo puede acarrear problemas legales, porque se tendrían que cancelar acuerdos previos y pagar facturas que no tendrán ningún tipo de rédito. Así que no es sencillo. Teniendo en cuenta este matiz, Warner Bros Discovery tiene la oportunidad de revisar qué ha fallado y avanzar hacia otra dirección. 

The Batman

El interés por desarrollar un plan de trabajo similar al de la competencia invita a pensar que la compañía quiere una estructura estable y reconocible. El ejemplo del Universo Cinematográfico de Marvel y su impacto en la cultura pop es convincente: los seguidores pueden responder de buena manera, incluso ante producciones que resultan extrañas o muy autorales dentro de la propia narrativa, como el caso de Doctor Strange en el multiverso de la locura o Thor: Love and Thunder.

Tanto la industria del cómic como la del anime experimentan auges sostenidos desde hace unos años, debido a la globalización y el acceso a internet. Estos aspectos han motivado que los lectores se acerquen a nuevas historias. A esto se suman las adaptaciones cinematográficas, formando un círculo virtuoso en el que lectores y espectadores pueden interactuar. El hecho de que los largometrajes de Marvel estén funcionando hasta ahora no quiere decir que sean perfectos. Una de las opciones que podrían considerarse para el Universo Extendido de DC en un futuro es avanzar sobre un tono más adulto. Más allá de las dudas en relación con la perspectiva que puede tomar, y de qué ocurra con Ezra Miller y su proyecto, luce necesario y urgente volver a comenzar.

Participa en la conversación

1 comentario

Deja tu comentario