Google es el buscador por excelencia. Aunque ciertas estadísticas aseguran que los jóvenes prefieren usar TikTok como buscador antes que Google, el servicio de los de Mountain View ofrece una experiencia muchísimo más completa. Una de sus características más interesantes es la de los fragmentos, que pronto recibirán un lavado de cara bastante grande con ayuda de la inteligencia artificial. Eso sí, con los matices que esto conlleva.

Aunque quizá ya los has aprovechado, probablemente no sabrás que esta función se presenta bajo el nombre de fragmentos. ¿Qué son exactamente? Se trata de aquellos resultados que aparecen en primer lugar tras una búsqueda, y que cuentan con una apariencia más cercana a un widget que a un resultado común. Los fragmentos se expandieron en 2018, permitiendo abarcar mucha más información, y desde entonces han sido una de las características más útiles de Google.

Ejemplo de un fragmento de Google mostrando la hora en Madrid

Sin embargo, parece que estos fragmentos tienen un problema. Mientras que su popularidad ha ido creciendo, también han comenzado a comportarse de manera errática. Es decir, ofrecen resultados a preguntas cuya premisa ya es de por sí falsa, generando confusión. Además, pueden dar respuestas un tanto simplistas, y aquí es donde Google recurre a su nueva inteligencia artificial.

Google

Los cambios que están por llegar al buscador de Google

Los de Mountain View tienen pensado renovar la IA que permite a Google el entender las búsquedas de sus usuarios, y los posteriores resultados. En su web oficial, explican que, si bien los fragmentos son bastante eficientes a la hora de dar datos específicos como la altura de una montaña o el clima y hora de una zona, las dudas de los usuarios no quedan ahí.

Para ello, ponen como ejemplo a un experto en temas de montañismo frente a su IA. Google es capaz de ofrecer una respuesta concisa y factual acerca del tamaño de una montaña. No obstante, a la hora de hacer preguntas como "¿qué debería considerar para prepararme antes de subir?", el experto sería capaz de ofrecer mucha más información relevante y acertada.

Ahora, el servicio quiere elevar sus niveles de sofisticación. Para ello, se apoyarán en una tecnología que han denominado Multitask Unified Model (Modelo de Multitareas Unificado), y esperan que les ayude a responder preguntas complejas de los usuarios.

Con esta IA, Google sería capaz de diseccionar mejor tus preguntas. Así, podrían saber a qué te refieres, y responder basándose en un sistema de referencia cruzada que permite ofrecer resultados de alta calidad. Por supuesto, lo anterior es todavía una promesa.

No más respuestas a preguntas sin sentido

Pues sí, Google ha decidido dejar de responder a preguntas cuya premisa sea falsa. ¿A qué se refiere exactamente? Solo imagina que has escrito en el buscador "¿Cuándo asesinó Snoopy a Abraham Lincoln?". Automáticamente, Google te mostrará un resultado detallado acerca del día y lugar de la muerte de la figura estadounidense. Sin embargo, ¿tiene sentido dar la respuesta si Snoopy no fue quien cometió el acto?

Por esta razón, para evitar malos entendidos, Google dejará de mostrar respuestas a preguntas que estén mal planteadas, y comenzará de forma progresiva.

Asimismo, el sistema de sugerencias y advertencias verá una mejora, ofreciendo resultados más relevantes cuando los usuarios planteen preguntas de forma incorrecta. De este modo, Google te hará saber que tiene una respuesta en la que tiene plena confianza, pero que podría ser ligeramente distinta a lo que preguntaste en primer lugar.

Ahora bien, sabemos que existen múltiples casos de la inteligencia artificial siendo desaprovechada cuando se aplica en algoritmos de plataformas de internet. Sin duda, preocupa que en las búsquedas de Google veamos un funcionamiento inadecuado como sucede, por ejemplo, en Instagram y Facebook.

Con la IA de Google interviniendo en el buscador, automáticamente se generan los siguientes cuestionamientos: ¿los resultados de búsqueda estarán enteramente sujetos a nuestra petición? ¿qué porcentaje depende de la interpretación de la inteligencia artificial? Cuando se trata de recomendación de contenidos, esta tecnología no siempre es la mejor solución.

Deja un comentario

Deja tu comentario